Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 20 de abril de 2019
Cathy Claret
Foto: Jordi Azategui

Primavera

Cathy Claret

Algún día habrá que hacer justicia y reconocerle a Cathy Claret todo lo que ha hecho por el hermanamiento entre flamenco y pop. Ahora, con su más reciente trabajo –editado inicialmente solo en Japón–, su legado ha pegado un estirón de aúpa.

Qué: Disco (Respect Records)

Hay algo especial, único, nada más pinchar la canción que pone la entradilla a este gran muro de melodías surcadas del pop al flamenco, de la rumba a la chanson francesa. Una sensación de toparnos con un bien tan preciado –y escaso–, como el arte atemporal. Que es lo que Cathy Claret lleva gestando desde hace más de tres décadas.

Autora de discos tan vibrantes como Soleil y locura o Solita por el mundo, su universo alcanza ahora una nueva dimensión a través de esta docena de regalos para los oídos, el alma y los pies. Porque la línea entre tristeza y alegría ha sido zurcida bajo una única misión: traducir estas canciones en compañeras de cada pequeño paso que damos en nuestras vidas.

Ma Maison, Primavera, Sola, Les Papillons, da igual donde pique el anzuelo, la inspiración bulle a borbotones. Y lo hace con gusto y un acabado modélico, ya sea en tapizado más electrónico o con artesanía acústica. En cualquiera de estos extremos, Cathy se siente a gusto, encontrando siempre la medida exacta del traje instrumental que engalane sus susurros al corazón.

En definitiva, un álbum que siempre nos recordará cómo la excelencia pop aún es posible. Cathy Claret ha vuelto para sazonar nuestra vida con otra remesa de melodías para decir adiós a las rutinas que nos acosan.

Cathy Claret Primavera

Enlaces relacionados: