Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 16 de febrero de 2019

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba

Dentro del trillado mundo de la reverberación garagera, esfuerzos por borrar la patente norteamericana como el de la banda andaluza Derby Motoreta’s Burrito Kachimba son mucho más relevantes de lo que pueda desprenderse en una primera escucha de su flamante disco.

Qué: Disco (El Segell)

Desde el corazón de Andalucía, con el reflejo de Triana tatuado en el subconsciente, Derby Motoreta’s Burrito Kachimba se estrenan en largo por medio de una oda al fuzz, que ha preñado debidamente bajo soluciones psicodélicas, space rock y proggys.

Lo que en primera instancia no dice nada nuevo, se traduce en una refrescante perspectiva de cómo enfocar la gran tradición del rock andaluz, gestada en plenos años setenta. A partir de este prisma, el sexteto sevillano se deja llevar por la inercia de sus ansias por traducir toda materia andaluza de su ADN en pura velocidad intransitiva y una querencia especial por la psicodelia flamenca de tintes cósmicos. Así se da en Somnium Igni –Pt. 1, donde suena como la versión trianera de Popol Vuh.

Lisergia en grado sumo con el fin de transportarnos a un imaginario donde la herida sacra brota como una oración prendida con gasolina en una gran pira stoner. Así ocurre en cortes como El salto del gitano o en The New Gizz, dos de las columnas que sostienen este Partenón tallado en roca dura y engalanado por un torrente de expresionismo a pecho descubierto.

Mención aparte se merecen los siete minutos y medio que dura Samrkanda, donde la banda empuja la materia ambient aflamencada a un pozo de rock viscoso como una versión doom metal de Saint Vitus. De puro alucine.

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba

Enlaces relacionados: