Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 25 de junio de 2019
Caniche Macho

Venganza

Caniche Macho

Después de sembrar una flor exótica con su anterior trabajo, Caniche Macho tira de inercia y saca adelante su segundo álbum, Venganza, una demostración folk de salón veneciano que funciona como refugio para almas en pena e invita a florecer entre emociones.

Qué: Disco (Independiente)

No cabe duda que entrar en Venganza es hacerlo dentro de un universo paralelo al de Nacho Vegas. Canción de autor donde hasta el deje vocal recuerda al asturiano. Dicha conexión no hace más que evidenciar que el señor Vegas ha creado escuela, lo cual no es nada malo si el resultado es un trabajo tan inspirado como el que hoy nos ocupa.

Siguiendo esta línea, el dúo Caniche Macho juega a labrarse su propia voz, y lo hace a través de efectos espectrales y dylanianos, como en Breve la humedad, o dejándose acompañar por voces tan divergentes como las de Javier Álvarez y Ariadna, de Los Punsetes. La participación del primero se produce en Felix Palmer, un tema de aires fronterizos que desempolva sentimientos de venganza entre sus venas; el nexo narrativo de una decena de cortes hilados bajo la motivación de empujarnos a un espejo roto entre reflejos de un Dennis Wilson ibérico, un Nick Cave de duermevela o un Manu Ferrón barroco.

Tres esquinas que delimitan un imaginario de poesía tan surrealista como pincelada en los sentimientos de quien acude a su auxilio. Porque no olvidemos que esta demostración folk de salón veneciano es tanto un refugio para almas en pena como una invitación a florecer entre emociones que estaban esperando su imagen para ser atrapadas.

Caniche Macho Venganza

Enlaces relacionados: