Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 21 de junio de 2019

Épica y fantástica

Marina Fages

El nuevo disco de la argentina Marina Fages es puro pop-rock burbujeante como una Fanta: una burbuja animé de colores pastel que no propone la evasión sino reventar adentro de nuestra realidad.

Qué: Disco (Disco Baby Discos)

Un ensayo de lógica aplicada al fantasy: Marina Fages edita discos; ergo, hace música. La resolución no es exactamente un error, pero casi. Desde su aparición en el circuito independiente argentino, Fages comenzó a tocar, grabar y girar con herramientas que son de la música pero que también la trascienden. No solo por las letras y las portadas de sus discos (es artista plástica), sino por los procedimientos conceptuales. Promediando Épica y fantástica, por ejemplo, pone a Benito Cerati a cantar una canción que se llama Viva imagen. Con el pico dentado del electro-pop, el sentido rompe el cascaron como un pollito.

Grabado y mezclado en MCHT bajo la producción de Diego Acosta y la propia Fages, el álbum es una burbuja animé de colores pastel que no propone la evasión sino reventar adentro de nuestra realidad. A diferencia de sus trabajos anteriores (más inclinados hacia las sonoridades acústicas), la espada es un rock burbujeante como una Fanta. Sintetizadores y guitarras eléctricas; danza, amor y destrucción.

Los invitados arman una constelación extraña: una heroína rabiosa (Marilina Bertoldi), dos bateristas legendarios del rock y el jazz argentinos (Fernando Samalea y Sergio Verdinelli), un discípulo de Fripp (Fernando Kabusacki) y la guitarrista más buscada del indie local (Lucy Patané). El ruido que hacen todos juntos es único. Para aliviarles el trabajo a los críticos más perezosos, el título de una de las canciones ofrece la etiqueta en una bandeja: «Hardcore Disnei». ¡Gracias, Marina!

Marina Fages Épica y fantástica

Enlaces relacionados: