Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 17 de octubre de 2019
Little Jesus

Disco de oro

Little Jesus

Bienvenidos a un viaje por el tiempo propuesto por la banda mexicana Little Jesus que, a través de una excelente sonorización divergente y líricas que muestran la clara introspección personal, plantea en Disco de oro una experiencia agridulce de aprendizaje desmedido.

Qué: Disco (Sony Music)

Desde siempre el rock representó una válvula de escape para los jóvenes. Liberar sus inconformidades contra el sistema mantuvo al género alejado de los adultos por su carácter subversivo, atmósfera que trascendió las barreras del tiempo y durante unas cuantas décadas arrojó excelentes y mutantes propuestas.

¿Qué busca el rock contemporáneo? ¿Contra quién va o para quién funciona? Ciertamente las bandas han fijado sus objetivos líricos en otros intereses; se ha perdido el compromiso social, mismo que han compensado con viajes sónicos a parajes exóticos que invitan a la salud mental. Un escape del ruido externo para reencontrarse con uno mismo… todo tiene que adaptarse a los tiempos, incluso el rock.

Parece ser, de manera consciente o no, que Little Jesus implementó mucho de ello y en su nuevo álbum Disco de oro, ofrece una buena dosis de profundo análisis de la vida, centrándose en la exaltación de vivencias personales que irrevocablemente llaman a la nostalgia. Apenas comienza a sonar este trabajo se nota que el quinteto mexicano está creciendo en todos los aspectos.

Disco de oro abre con Los años maravillosos, corte de ambiente sónico y lírico anhelante que recuerda a 1979, de Smashing Pumpkins o a Summertime, de los extintos My Chemical Romance. Fuera de lugar es la única canción a dueto y se hace nada más y nada menos que con Girl Ultra, quien encaja perfectamente en el estilo de Little Jesus.

Un plan espectacular detona con «Todos mis amigos están tristes… no se desesperen, vamos a estar bien», una frase inmejorable que logra hacer que uno caiga en la realidad y sea consiente de que realmente la juventud vive triste por la ansiedad que provoca el futuro o los inevitables cuestionamientos.

Durante su tema homónimo, se desborda la focalización particular que la banda chilanga plasmó en este nuevo viaje; es como si se hubiese formado con el destello de cada canción que compone el disco para preguntarse: «¿La mejor época de mi vida ya pasó?».

En uno de los pilares de su metamorfosis se encuentra el cambio del sonido de Little Jesus; si anteriormente su camino apuntalaba más hacia el punk, ahora mira hacia algo que podría denominarse garage fusión, en el que destacan excelentes riffs de guitarra que funcionan a la perfección con los sintetizadores, y que otorgan las atmósferas de ensueño que respaldan sus letras reflexivas, expectantes y deseosas por disfrutar del momento y apreciar el tiempo.

Little Jesus Disco de oro

Enlaces relacionados: