Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 19 de septiembre de 2019
Combo Chimbita

Ahomale

Combo Chimbita

El nuevo álbum de Combo Chimbita, la banda colombiana radicada y gestada en Nueva York, es una de esas estampas doradas de la música caribeña que, desde finales del Siglo XX, cada tanto se sacude, se revitaliza y conmociona.

Qué: Disco (Anti)

La palabra «chimba» proviene del parlache –una jerga propia del bajo mundo antioqueño que desde finales del Siglo XX y gracias a algunos términos y expresiones ha encontrado arraigo en la población colombiana– y tiene diferentes significados y sentidos. Quizás el que más se usa en la cotidianidad es aquel que celebra alguna cuestión y señala las cosas buenas de la vida. Su diminutivo encierra además ternura. Entonces que una banda se llame Combo Chimbita invita a pensar en un grupo de gente que se quiere mucho, que quieren lo que hacen y, de golpe, quieren la música colombiana.

Combo Chimbita nació en el interior del Barbès, legendario bar de Brooklyn, cuando la cantante contralto Carolina Oliveros se montó al escenario para acompañar el jam que el baterista Dilemastronauta, el guitarrista Niño Lento y el bajista Prince of Queens bordaban con riesgo y delirio invocando cumbia, porro, champeta, jazz, funk y psicodelia. El resultado trascendió lo orgánico y dio paso a lo místico; la invitación inmediata del sello Names You Can Trust a grabar el EP El corredor del jaguar, es la prueba de fe y el inicio de un sonido emocionante.

Un año más tarde, en 2017, la banda publica Abya Yala, su álbum de debut en el que reafirma sus intenciones estéticas y, si se quiere, ideológicas: música tradicional del caribe sostenida por la electricidad salvaje, electrónica de vanguardia y experimentación ilimitada para realzar al continente americano primigenio, ancestral y, por lo tanto, perpetuo. Futurismo tropical, acotaron.

Su álbum más reciente potencia esa mitología propia bajo la figura de Ahomale, una guerrera que recibe sabiduría ancestral vía directa de los dioses y que se ramifica en diez canciones editadas por Anti- y producidas por Daniel Schlett (The War On Drugs, Modest Mouse). Casi a la manera de viaje conceptual, Ahomale recorre parajes místicos a través de rituales hipnóticos y punkeros para llegar hasta parajes sonoros desconocidos o poco transitados, quizás únicamente por los ancestros de la cumbia, quienes, en su momento, también depositaron saber antiguo en bandas definitivas como Bloque de Búsqueda, Sidestepper, Bomba Estéreo, Systema Solar, Los Pirañas o La Chiva Gantiva.

Parafraseando al cantautor asturiano Nacho Vegas, Combo Chimbita se divisa en el firmamento como la estela incandescente de una cumbia que resiste y se perpetúa.

Combo Chimbita Ahomale

Enlaces relacionados: