Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 19 de noviembre de 2019
Meteoros

Meteoros+

Meteoros

El supergrupo argentino que conforman Ale Sergi (Miranda!), Didi Gutman (Brazilian Girls) y Cachorro López (Los Abuelos de la Nada) tira de grandes nombres del pop latinoamericano para suplir la ausencia de Julieta Venegas en este segundo disco.

Qué: Disco (Sony Music)

«Paralizados sin razón / Cautivos de la confusión / Evitan la conversación / Esclavos del silencio», decía cuatro años atrás uno de los hits del álbum de debut del supergrupo Meteoros; sin presagiar que Julieta Venegas dejaría la banda que ahora integran «solamente» (como si fuera poco) los argentinos Ale Sergi, Didi Gutman y Cachorro López.

En 2015 el grupo publicaba una excelente colección de canciones que sabían a perfecta coalición entre el registro ultramelódico y reconociblemente lánguido de la mexicana y la arquitectura pop perfecta del líder de Miranda!; con el trabajo en producción y arreglos de dos capos como López y Gutman.

Pero duró poco: a principios de 2016, Venegas fue abandonando el carro; primero, obligando a la banda a buscar un reemplazo (Rosario Ortega, fugaz ex vocalista de Entre Ríos, hija del insigne músico –y político– argentino Palito Ortega, y aliada de Charly García en sus directos desde hace un par de años) para sus shows en Lollapalooza y Personal Fest; y, tras un silencio en el que nunca se acabó de aclarar su ausencia, llega un segundo disco ya sin la mexicana, pero con una cota de ilustres artistas para rellenar ese hueco.

De ahí que este Meteoros+ recuerde más a la genética de aquellos álbumes que el argentino Lucas Martí firmó como Varias Artistas, y en los que él servía canciones para que las cantasen mujeres del pop latinoamericano; que a la cohesión que debería dar una banda propiamente dicha. Nombres como los de Vicentico, Kevin Johansen, Emmanuel Horvilleur, Roberto Musso (de El Cuarteto de Nos) o, haciendo doblete, la chilena Javiera Mena y la mentada Rosario Ortega, rellenan el hueco de ese cuarto miembro ausente.

Manteniendo ese espíritu entre astronómico y de psicodelia pop de su debut, las canciones, aunque con una pegada comercial y melódica bastante menor que la de su homónimo primer trabajo (en aquel había hits espectaculares: Decirnos la verdad, Esclavos del silencio, No me acuerdo de nada, No hay tiempo…), tienen su mejor momento cuando encuentran la personalidad del grupo: tanto cuando Ale Sergi decide no compartir micrófono con nadie (Apagando el fuego y Tu perdición) como cuando Javiera Mena y Rosario Ortega se postulan como finalistas de esta suerte de disco-casting, gracias a un ensamblaje pop perfecto en canciones como Disconformidad, Vacaciones de mi mente o La quietud del movimiento.

En definitiva, Meteoros gana más cuando decide ser «esclavo de ese silencio» que genera la sombra del cuarto miembro ausente; que cuando busca «llenar» ese espacio con un desfile de voces invitadas que encajan de manera desigual en el resultado.

Meteoros Meteoros+

Enlaces relacionados: