Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 22 de octubre de 2019

Jeremías, pies de plomo

Vox Dei

El sello catalán Guerssen reedita en vinilo Jeremías, pies de plomo, el tercer disco de Vox Dei: un clásico fuera de borda fechado en 1972 y firmado por una de las bandas seminales del rock argentino.

Qué: Disco (Guerssen)

El centro y la periferia. En el relato canónico del rock argentino, la mancha crece desde el núcleo de la mítica sala La Cueva hacia los barrios. Es una historia más cómoda, pero menos auténtica. Al mismo tiempo que Moris, Los Gatos, Tanguito y Los Abuelos de la Nada grababan sus primeros singles, localidades como La Plata o Ciudad Jardín comenzaban a drenar sus propias bandas. Sus propias estéticas. Vox Dei, en ese sentido, es la quintaesencia del rock del conurbano.

Reunidos en Quilmes durante 1967, Ricardo Soulé (guitarra y voz), Willy Quiroga (bajo y voz), Yody Godoy (guitarra) y Rubén Basoalto (batería) editaron su primer LP en el legendario sello Mandioca y luego hicieron un movimiento extraño: una obra conceptual alrededor de La Biblia. El talento melódico de Soulé y los textos despiadados del Antiguo Testamento hicieron combustión y la banda alcanzó una popularidad nada desdeñable. Quien lo hubiera dicho: sobre marketing no hay nada escrito.

Reducidos a trío con la partida de Godoy, Vox Dei se metió a grabar Jeremías, pies de plomo rodeado de cierta expectativa. Los intentos de Soulé por mantener separado su repertorio profano de su repertorio sacro fueron inútiles. Por fortuna. El cuerpo y el espíritu, como sabía Walt Whitman, están unidos. O son parte de lo mismo. Canciones como Ritmo y blues con armónica, además de alcanzar estatura como verdaderos standards, fundaron una suerte de hard-rock barrial y metafísico. La flamante reedición en vinilo del sello catalán Guerssen es sintomática: un acto de justicia poética que viene desde afuera hacia adentro.

Vox Dei Jeremías, pies de plomo

Enlaces relacionados: