Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 30 de mayo de 2020
Luis Alberto Spinetta

Ya no mires atrás

Luis Alberto Spinetta

Publicadas el día que cumpliría setenta años, estas siete canciones inéditas son un concentrado asimétrico del argentino Luis Alberto Spinetta. Un hallazgo para la familia, un problema para la crítica y un goce para el resto del planeta.

Qué: Disco (Sony Music)

Ya está en los calendarios argentinos. Desde hace cinco años, cada 23 de enero se celebra el Día del Músico en homenaje al nacimiento de Luis Alberto Spinetta. Así, durante esas veinticuatro horas, el oxígeno de buena parte del país parece irradiado por su música: las radios pasan sus discos, los artistas tocan sus canciones, las redes sociales están atiborradas con sus fotos, cada uno discute su etapa favorita. Este año, la celebración llegó un bonus track. Exactamente a las 00:00 horas, Sony Music publicó Ya no mires atrás: siete canciones inéditas grabadas en su estudio La Diosa Salvaje. En fin: si la tradición es esto, ¡qué viva la tradición!

Registradas entre 2008 y 2009 con su elenco habitual de músicos y colaboradores (Claudio Cardone, Sergio Verdinelli, Nerina Nicotra, el Mono Fontana, Alejandro Franov, sus propios hijos), estas piezas son un concentrado asimétrico de Spinetta. Veinte ciudades es un rock que, desde su pulso upbeat y las inflexiones vocales, remite a algunos grandes momentos de los ochenta como Privé. Aunque nunca había llegado a estudios, Luna nueva, mundo Arjo es una zamba cósmica que llevaba más de treinta y cinco años en su repertorio. Ya no mires atrás y Merecer, por su lado, subrayan ese influjo soulero a veces inadvertido en la obra de Spinetta.

El lanzamiento, dicho sea de paso, supone un problema para la crítica: ¿cómo se valora? Desde el punto de vista formal, no es un disco de Spinetta porque el artista no estuvo allí para agrupar estas canciones debajo de un paraguas estético. Ya no mires atrás es, en rigor de verdad, una carpeta con música inédita hallada en un pendrive. En ese sentido, solo es un disco por la forma en la que sus hijos y el sello decidieron darlo a conocer y comercializarlo. Esto es, poniéndole un título, una portada, un orden. Prensando un vinilo y subiendo el material a Spotify.

Esa certeza, sin embargo, no le borra la sonrisa a nadie: además del amoroso trabajo familiar de acabado, sus siete canciones suenan cerradas tanto desde el plano técnico como artístico. Si no fueron publicadas, cabe suponer, fue porque antes llegó la muerte. De manera que, si bien no sería justo medir Ya no mires atrás con un disco contemporáneo (la grabación lleva diez años guardada) o cualquier álbum de Spinetta (atención: Dylan dice que medirse con su propia obra le genera un Talón de Aquiles), tampoco sería justo privar a su público de este tesoro.

Ergo, una respuesta. Estas canciones no se miden: se disfrutan.

Luis Alberto Spinetta Ya no mires atrás

Enlaces relacionados: