Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 30 de mayo de 2020

Gina

Maria Climent

Gina es la primera novela de la traductora y escritora catalana Maria Climent. Un relato de ficción en primera persona sobre la maternidad, las enfermedades crónicas y la vida adulta. Todo ello escrito con grandes dosis de humor y la ternura de quien se sabe enfermo.

Qué: Libro (Alfaguara)

Gina es una treintañera que quiere ser madre, para ser más precisos podríamos asegurar que el deseo de ser madre en Gina es desesperado y obsesivo, casi vulgar si lo comparamos con el obsoleto ideal de amor romántico. Una maternidad impuesta que aterriza en su vida cuando su enfermedad empeora. ¿Cuándo tiene que decidir una mujer que quiere ser madre? Gina tiene que hacerlo ya.

Más que una novela generacional, por los clichés noventeros que uno pueda encontrar en estas páginas, la de Gina es una historia de superación y aceptación. Maria Climent estructura la trama en dos escenarios muy fácilmente identificables. Por un lado, tenemos a Gina, protagonista indiscutible de este relato, desde su infancia bañada por buganvilla y la incógnita de la señor María, hasta su faceta más adulta en la que se ve obligada a tomar una decisión que cambiará su vida. Por otro lado, nos encontramos con la correspondencia unilateral que Gina envía a Elizabeth y que dota de coherencia a los episodios que acontecen.

Con una narrativa en primera persona, Gina comienza con un reto: el de vivir; aunque quizá más bien, el reto de la protagonista consista en aprender a vivir sin miedo. La voz de Gina es directa, cercana y provista de una congoja fácilmente identificable, «la tristeza hay que abrazarla, como se abraza a un enemigo al que se enternece y al final te quiere».

La lectura se torna difícil e incómoda conforme una avanza por los entresijos de una enfermedad crónica y cruel. La escritora es capaz de abordarlos con cierto humor y con la cercanía propia de quien lo sufre. Gina no sólo es una historia sobre maternidad, tristeza o la obligación de vivir según lo previsto, también es un relato de aceptación. Recuerden, al igual que a la tristeza, abrazar a esta novela.

> Leer fragmento aquí

Maria Climent Gina

Enlaces relacionados: