Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 4 de julio de 2020
Pablo Und Destruktion
Foto: Samuel Fonseca

Futuros valores

Pablo Und Destruktion

Tras la devastación emocional de su anterior álbum, Pablo Und Destruktion retorna con Futuros valores, un trabajo de apenas veintiséis minutos condensados en nueve retoños, donde las cicatrices se imponen a las heridas abiertas de antaño.

Qué: Disco (Humo Internacional)

Desde la intención de abrirnos la puerta de «un ramín de flores escondido en la nevera», el pirómano astur se reinventa para la ocasión a través de una cosecha preñada de giros brelianos tan elocuentes como Gijón, con su guiño descarado al Amsterdam del genio flamenco. Pero también con dejes tan Morricone como los aires fronterizos que impregnan cada poro de Credo paisano.

En cualquier caso, su rabia eléctrica caveiana tan característica ha mutado en una suerte de folk crepuscular, fogueado desde palabras rebañadas en verbo cáustico, testimonios a pecho descubierto y toda una serie de inflexiones instrumentales desplegadas a mayor suerte del crescendo escalonado en la subyugante Gracias o en la desnudez casi impúdica de la confesional Viva la gente, con tan lacerante verbo mordido en el estribillo.

Grabado en los Estudios Terraforma, con aportaciones como la de Javier Ntaca en los arreglos orquestales o los teclados de Dolfo Montes, Futuros valores bulle sin resquicios por medio de un cancionero donde el arrebato de 713avo Amor ha sido reducido a cenizas ardientes. Demostración de una naturaleza indomable que ha encontrado en la pausa instrumental una versión que, más que nunca, despliega la panorámica en cinemascope de hitos como La reyna.

Verdades y mentiras de un discurso hermoso y dentado, resumido en la frase que pone el lazo a Bastante, tramo final del disco: «¿cuánto amor nos cabe en esta vida?». O mejor aún, ¿existe un corazón lo suficientemente vigoréxico para contenerlo?

Pablo Und Destruktion Futuros valores

Enlaces relacionados: