Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 24 de octubre de 2020
Pantrö Puto

Pantrö Puto & Los Sueños Raros

Pantrö Puto & Los Sueños Raros

Pantrö Puto, el guitarrista de Él Mató a un Policía Motorizado, acaba de lanzar su primer disco como solista. Ocho canciones guiadas por la guitarra acústica, capaces de comulgar el linaje de algunos antihéroes del rock argentino de los 90 con la milonga surera.

Qué: Disco (Independiente)

Ok, la procesión va por dentro. A lo largo y a lo ancho de su primer disco como solista, Pantrö Puto (a.k.a. Manuel Sánchez Viamonte, guitarrista de Él Mató a un Policía Motorizado) canta en un estado de desesperación pudorosa que obliga a preguntarse… ¿por dentro de qué? Apoyado en el arpegio circular de su guitarra y la voz de Anabella Cartolano, llega al final de ese recorrido con la revelación en la palma de la lengua: «Me desperté / ni son las seis / vos seguís dormida / voy a buscarte / una manta más / está haciendo frío / veo que / se nos van / los mejores días». Si ubicamos el estetoscopio en el lugar correcto, podemos escuchar el sonido de un corazón que se rompe.

La apertura puede desorientar a los fans más radicalizados de su banda. Excepto por algunos desplazamientos muy sutiles (los sintes, la viola, alguna disonancia), Canción de cuna para Félix es una milonga surera que podría cantar el uruguayo Alfredo Zitarrosa. Claro que no es un disco de folclore. Aunque Sánchez Viamonte toca mayormente la guitarra acústica, su canción parece alistarse en el linaje de algunos antihéroes del rock argentino de los 90 como Adrián Cayetano Paoletti. El ensamble de Los Sueños Raros, por otro lado, es un combo indie con miembros de Mi Amigo Invencible, Él Mató, Loti Calipso y Marton Marton: Mariano Di Césare (bajo, guitarra eléctrica, coros), Martín Villulla (teclados), Gustavo Monsalvo (viola), Pablo Mena (batería, percusiones) y el propio Pantrö Puto (guitarra, voz).

El verso se sirve epigramático y no exento de humor. La voz es un barítono contenido. La producción deja espacio para respirar. Son ocho canciones. Lo único que abunda es el corazón que, como dijo el poeta cimarrón, se vende por kilo.

Pantrö Puto y Los Sueños Raros

Enlaces relacionados: