youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 31 de octubre de 2020

Sara Curruchich presenta el precioso vídeo de Tukur, una canción que le canta a nuestras abuelas y a nuestros abuelos, quienes nos acompañan en nuestros caminos. El responsable visual no es otro que el afamado director de cine guatemalteco Jayro Bustamante.

Qué: Videoclip

Ya lo dijimos cuando publicamos recientemente el comentario de su disco Somos: la guatemalteca Sara Curruchich traspasa todas las fronteras desde la verdad de una expresión pura, sutil, en la que su canto se funde con la naturaleza y la música mece los versos con una naturalidad apabullante.
Y viendo el vídeo de Tukur no queda otra que hacer referencia a aquellas mismas palabras, porque en la preciosa obra visual facturada por el prestigioso cineasta guatemalteco Jayro Bustamante, si hay algo que trasciende por sobre todo, es una naturalidad apabullante que es una virtud innata en la cantautora centroamericana.

En Tukur –cuyo significado es búho–, Sara Curruchich se adentra con fuerza en la espiritualidad y la cosmovisión maya. Y nos lo explica: «Tukur es una canción que le canta a nuestras abuelas y a nuestros abuelos, quienes nos acompañan en nuestros caminos. También es una manera de romper el miedo sobre el búho, ya que mucha gente en Guatemala cree que este animal trae noticias malas, pero realmente es un cantor o una cantora».

El vídeo de la canción propone una estética intimista, con un predominante fondo negro, que hace que todo se centre en el carisma de la cantautora, que va soltando sus versos con una armonía que endulza y a la vez estimula al oyente a lo largo de los más de cuatro minutos que dura la canción.

El multipremiado director Jayro Bustamante –creador de las películas Ixcanul, Temblores y La llorona, que se han presentado en prestigiosos festivales como la Berlinale, el Festival de Cine de San Sebastián y el Festival de Cine de Sundance, entre muchos otros–, añade que que el tema escrito por Sara Curruchich le hizo sentir la naturaleza y todos los elementos: «Lo primero que me pasó al escuchar la canción es que me sentí en un lugar seguro, un universo protegido por alguien, por una fuerza femenina, por una abuela. Pero este universo no estaba cerrado, a él podían entrar otros tipos de energías, personajes, figuras místicas, mitológicas, criaturas generosas que me invitaban al baile, una fuerza que de alguna manera yo conocía», afirma el director de cine.

Enlaces relacionados: