Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
lunes 23 de noviembre de 2020

Subcampeón

Dromedarios Mágicos

Después de erigirse entre la comunidad indie del folk mexicano y fortalecer el nombre de su proyecto musical Dromedarios Mágicos, Diego Puerta hace uso de su magia y lanza el segundo álbum de su carrera, donde se muestra dispuesto a explorar los confines sónicos que acentúan su característica personalidad.

Qué: Disco (Arts & Crafts)

Los artistas del Siglo XXI navegan con el estandarte de la honestidad. Tal vez ese sea el motivo por el que la escena independiente, sin importar el género, se fortalece cada vez más y con el tiempo, gana credibilidad. Si un proyecto es genuino, la sinergia ocurre.

Si quisiéramos citar un ejemplo de tal conclusión, el sinónimo perfecto sería Dromedarios Mágicos, uno de los proyectos folkies más sobresalientes de la escena en México. Desde su EP Bosque de San Marcos, fechado en 2015, Diego Puerta, cantautor que da vida a Dromedarios, se impuso no dogmatizar su propuesta, y solamente liberó su sinceridad y se acompañó simplemente de su guitarra.

A pesar de haber forjado un estilo muy singular, Puertas se permite andar otros caminos que lo lleven a desatar sus inquietudes creativas y para muestra de ello está Subcampeón, el largo aliento que vio la luz hace poco y que hace justicia a la nueva faceta del cantautor chihuahuense.
Este nuevo álbum nos presenta a un ser humano que comprende a cabalidad los ciclos de la vida y suelta de buena manera aquel sonido acústico que lo ayudaba a sobresalir del resto. Por ahora la inserción de nuevos instrumentos es parte del menú, y sin perder la esencia de Dromedarios Mágicos, Subcampeón arriba como su material más experimental hasta el momento.

Líricamente se mantiene firme a la cotidianidad de la vida común, y durante ocho temas nos brinda la oportunidad de escuchar versos que le cantan a la inocencia de la niñez, al amor claro y a la persona favorita. Y en general a la nostalgia que provocan los cambios y los recuerdos de nuestra vida, reafirmando lo mencionado anteriormente: Diego comprende los ciclos de la vida y los plasma en sus letras donde ya percibimos nuevos cuestionamientos, propios de una persona que recién comienza una vida en los veintes.

A esta fiesta musical se adhieren algunas colaboraciones que no se gestaron con la finalidad de conectar públicos, si no de conectar talento y sentimientos; así podemos dar en QuieroQuiero con la voz de Ana Cordero, en Todo se hace acompañar por Sheeno y en De mi, une fuerzas a Ed Maverik.

En pocas palabras, a través de Dromedarios Mágicos y su álbum Subcampeón, Diego Puertas conecta ineludiblemente con una audiencia que agradece la emotividad de su mensaje.

Dromedarios Mágicos Subcampeón

Enlaces relacionados: