Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 17 de abril de 2021
Silvia Pérez Cruz

Farsa (género imposible)

Silvia Pérez Cruz

Con el flamante Farsa (género imposible), Silvia Pérez Cruz teje una colcha nueva sin costurones, dejando aposta las diferentes texturas a la vista para que cada oyente disfrute a su modo del conjunto de canciones. Como siempre ocurre en su trabajo, no hay efectismos; todo lo que mueve cada canción es un engranaje de seda al servicio del conjunto.

Qué: Disco (Universal)

«Qué falsa invulnerabilidad la felicidad», canta Silvia Pérez Cruz en Mañana. Y se queda tan ancha, porque lo dice bonito, porque bonito le sale, pero cada palabra es un mazo que solo duele cuando pasa un ratito; en el momento del golpe, el mazo está envuelto en seda. Es una de las sensaciones que genera Farsa (género imposible), el último trabajo de la catalana; como siempre ocurre con ella, porque ocurre cada vez, la escucha lleva aparejado un sentimiento más amplio, casi peligroso, de sobreexposición a la belleza.

No es fácil para el alma sensible la exposición continuada a ciertos estímulos que, administrados sabiamente por la alquimista en cuestión, llegan limpios a las terminaciones nerviosas. ¿Qué hace uno, por ejemplo, con el minuto de cierre de Tres locuras? ¿Oírlo y seguir adelante con el día, sin más? ¿Sin repetir diez veces?

Las canciones del disco han dialogado con otras artes, desde el teatro al cine o la danza. Además, Silvia se ha hecho mini-portadas de cada tema, a modo de lienzos; un reflejo del modo en que su madre artista casaba diferentes disciplinas en su escuela de arte. Cada pieza tiene así su compañía, su reflejo cromático.

Vídeo de presentación de Farsa (género imposible), proyecto que presenta canciones compuestas en colaboración con otras disciplinas artísticas: teatro, cine, danza, pintura, fotografía y poesía.

De vuelta a la escucha no se tarda en llegar nuevamente a terrenos ya comentados. Los juegos vocales de Ensumo de L’Abril acompañados del piano hechizan de un modo tan natural que cerrando los ojos se llega rápidamente a la playa bucólica o el claro de bosque tras la lluvia. Un ejercicio curioso, por cierto: oír el disco entero con los ojos cerrados, dejando que la música sea la clorofila de la ensoñación. Contar luego lo sentido es otro cantar; quizá el mejor modo es dejar que fluya la palabra y matizar luego los excesos en la medida de lo posible.

Tres cosas más. Fatherless, una canción desgarradora y hermosa que parece seguir los andares de Puck desde dentro del bosque. Par Coeur + The Womb, un todo en dos partes, la alfombra mágica para escapar de la tormenta cuando el camino desaparece bajo los pies. Y ese Tango de la Vía Láctea: noche eterna en la bailanta infinita, la cuarta pared hecha pedazos, la luna descubierta en su juego falaz: «Tal y como crece, menguante cae».

Silvia Pérez Cruz Farsa (género imposible)

Enlaces relacionados: