Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 5 de diciembre de 2021
Foto: Jelen Westfield

El ayre del almena

Sofía

Había muchas muchas ganas de contar con una primera prueba discográfica de relieve de la integrante de Escorpio. Muchos dientes largos, saciados con media docena de cortes de irresistible magnetismo pop cibernético.

Qué: EP (Humo Internacional)

Después de haberse presentado en solitario con singles tan rotundos como Decir adiós y El cielo blanco, esta artista mallorquina abre la portezuela de su inspiración para dejar salir virguerías como la formulación kraut pop de corte synth llevada a cabo en Dragones en mi portal, la cual marca el pulsómetro estilístico cuajado para la ocasión. Uno que en este corte recuerda a formaciones míticas de la gran generación kraut como Harmonia.

Ya el siguiente corte, Me da igual, sirve para fundir las constantes del anterior con la generación synth del 81. En este sentido, no es difícil reconocer ecos del siempre reivindicable John Foxx. Por su parte, Lunacy juega con el impresionismo lunar de los preceptos sinte del dream pop, aquí marcada por matemáticas Isao Tomita, en sus obnubilantes capas de teclado, que refuerzan el absurdo lírico de unas letras que transpiran misterio y costumbrismo surrealista.

Magia slow pop que acaba por rubricar la unicidad de un proyecto que en el resto de canciones que componen este EP no baja ni una décima el interés, y más con juguetes synth pop tan fabulosamente atolondrados como No me quieres y un bonus track del calibre de Ella se fue, donde el eco de Tomita se hace más presente que nunca, a través de su intrigante despliegue nebuloso de los condicionantes pop.

Todo esto acaba por certificar la relevancia del proyecto de Sofía, llamado a construir un imaginario único y extrañamente exótico, del que este EP es una base más que consistente.

Sofía El ayre del almena

Enlaces relacionados: