Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 5 de diciembre de 2021
Lorena Álvarez
Foto: Jesús García

Lorena Álvarez y Los Rondadores de la Val d’echo

Lorena Álvarez

Si hay alguien que de verdad está revitalizando el interés por las formas folclóricas regionales hoy en día, esa es Lorena Álvarez. Con su nuevo EP se sirve de las rondallas tradicionales del Pirineo oscense para dar forma a cuatro odas a la emoción de raíces.

Qué: EP 10″ (El Volcán)

Grabado en el Valle de Hecho, el póquer de canciones que conforman la nueva criatura discográfica de la asturiana tiene su origen en las residencias artísticas de LoMoón Contemporáneo, que llevaron a Lorena Álvarez a formar parte de las mismas durante el mes de agosto del año pasado, cuando armó una banda con músicos amateurs de la zona.

De este experimento surgió una orquestina de bandurrias y guitarras que hacen del sonido una suerte de terruño sónico, del que brotan sonoridades de festividad emocional con la pasión desbordante de Dos pájaros en un almendro. Por su parte, La mano ardiendo es una jota noctámbula de inconfundibles toques vainiqueros. Una muestro inconfundible de cómo Lorena cuenta con el don de traducir en universal toda muestra tradicional que se le ponga a mano. Esto mismo sucede con Una rosa, en la que planean modismos Canterbury folk dentro de una típica rondalla, a la que la asturiana proporciona alas de emocionante intensidad bucólica.

Este es el cierre, precedido por una revisión de Soy un olmo, de la cual enfatiza el espíritu burlón de la original, aquí amplificada por tan estremecedor acompañamiento de labradores del rasgueo acústico desbocado.

En definitiva, cuatro perlas más a añadir a un cancionero que no hace más que crecer en sensaciones amigas y melodías trufadas de aires oxigenantes procedentes de nuestros campos pop.

Lorena Álvarez y Los Rondadores de la Val d'echo

Enlaces relacionados: