Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 21 de mayo de 2022
Marinita Precaria
Foto: Luis Chinaski

No me miréis

Marinita Precaria

Fiel a su espíritu ultra pop, Elefant Records nos propone una nueva delicatessen pop. Se trata de las canciones de mesa camilla gestadas por Marinita Precaria, toda una alquimista del pop naif minimal y autora del flamante No me miréis. Un sabroso manjar repleto de canciones identificativas con lo que se entiende como un valor en ciernes.

Qué: Disco (Elefant)

De Single a Vainica Doble, Marinita Precaria demuestra una amplia mirada del pop de terciopelo en su mini-LP de debut. A su vez, una brillante demostración de talento por parte de una mente privilegiada para nadar dentro de este gran marco referencial, en el que se mueve con inusual agilidad a la hora de vertebrar bombones pop de regusto hogareño como la irresistible Tú pa qué, truco de magia donde tristeza es sinónimo de vitalidad azul.

Dicho corte en especial no disimula en ampliar su gran angular hasta referencias inevitables como Family. Y es que Marinitia Precaria también bebe de la gran liga de los enunciadores del pop neutro, como lo fue en su momento la banda belga Antena, de quien se perciben paralelismos, acercándose a su versión más inequívocamente pop.

Más allá de esta fórmula de aparentes pequeños espacios, Marinita Precaria cuenta con un don para condensar sentimientos. Sentimientos para los que otros, a la hora de describirlos, necesitan una canción entera. Ella en cambio no necesita más que una frase como en Espatifilo para que emerja el brote de sensaciones que arde en el subconsciente. Así sucede con la puntería desplegada en un racimo de palabras como «Todo me dura tres días / Las ganas, la miel, la resaca homicida».

En torno a esta suma de factores, crece la emotiva acústica mínima de Breve momento de voluntad o el synthpop ultra melódico llevado a cabo en Al campo. Pruebas mayores de un (nuevo) talento de muchos quilates.

Marinita Precaria No me miréis

Enlaces relacionados: