Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 20 de mayo de 2022
Liliana Blum
Foto: Didier Loza

Cara de liebre

Liliana Blum

Culpable y culpa se mezclan en Cara de liebre, la nueva novela de la mexicana Liliana Blum, que rehace el folclore urbano del siglo pasado en un viaje hasta el final de la noche, hasta centro de su tela de araña, averno para el cantante de rock que descubrirá que Cara de libre es más que un cuerpo, es la frontera de la vergüenza sobre la piel del rostro.

Qué: Libro (Seix Barral)

Abrumado por los plazos que se le echan encima, el cantante tiene que escribir todas las letras del disco para el día siguiente. Entra a grabar en el estudio más caro de la ciudad, es su primera y, casi segura, última oportunidad de triunfar. No sabe que esa noche, mientras prueban los nuevos temas con textos que todavía no son definitivos, va a dejarse llevar por una sombra de curvas imposibles.

Liliana Blum ata al lector a las esquinas de la hoja con esta novela que contiene horror vacui en cantidades industriales y un punto de corrosión emocional que nos hace recordar que la vida es un creepypasta constante. En el enorme monstruo que es cualquier ciudad el gato y el ratón se confunde y nadie pregunta qué carácter tienen los gritos que se escuchan tras las persianas.

En un mundo anterior al confinamiento, cuando los cuerpos se mezclaban y los destilados hacían desaparecer los prejuicios, Liliana Blum nos recuerda que la venganza siempre termina abriéndose camino, pues esa es la naturaleza del ser humano.

Cara de liebre es la metáfora perfecta del surco donde crecen las malas semillas hasta cubrir el alma de un laberinto de hiedra venenosa. Feminismo cuantitativo, apetitos desalmados y la duda de quién es el monstruo, quién el verdugo, brujas de estramonio y vocalistas con la lengua cortada, opaca en la noche. ¿Dónde empieza lo trágico? ¿antes o después de lo cruel? No olvidemos que Wendy cosía la sombra de Peter Pan a sus pies para que no pudiera escaparse mientras Peter buscaba, goloso, el polvo de Campanilla.

> Leer fragmento aquí.

Liliana Blum Cara de liebre

Enlaces relacionados: