Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 27 de mayo de 2022

Manual para cuidar plantas artificiales

Escuelas Pías

Regresa Escuelas Pías, y lo hace con su LP más sembrado hasta la fecha. Una docena de canciones de largo recorrido, donde el mantra del aura ultra pop emana con gran poder evocador. Toda una demostración metodológica que convierte la cantinela del «difícil tercer LP» en reto altamente superado. Y con creces.

Qué: Disco (El Genio Equivocado)

En una era donde el retorno a los formatos pequeños de escucha, con LPs cada vez más cortos (al menos, dentro de la música exclusivamente pop), Escuelas Pías retorna con un trabajo de extensión kilométrica. Uno para el que no hay ni metro de sobra.

No puede ser de otra manera con demostraciones de inspiración luminosa como en los estribillos exultantes, que copan la atención de Todo lo que hay que odiar o Los chicos salvajes. Seguramente, solo por estos dos temas ya estaría más que justificada la necesidad de sumergirnos en tan emotivo océano pop, acotado entre relieves noise y jangle pop, la emoción synth en cinemascope de The Cure y los contornos inasibles de los significantes dream pop.

Estos tres focos de atención definen las coordenadas centrales de un álbum muy generoso en propiedades curativas. Canciones donde el imaginario poético sigue jugando desde un prisma altamente imaginativo, de imágenes y escenas repletas de viñetas donde costumbrismo y absurdo se confunden dentro de un conjunto de composiciones pop de tendencia exuberante y orgánica.

A partir de esta pauta de acción, la cosecha brota repleta de excusas para seguir con más interés que nunca los pasos venideros de un dúo que, con este trabajo, se han marcado uno de esos logros que deberían ser reivindicados entre semejante producción desaforada de lanzamientos discográficos.

Escuelas Pías Manual para cuidar plantas artificiales

Enlaces relacionados: