youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 28 de mayo de 2022

Llega a las salas españolas Contando ovejas, comedia negra con tintes de thriller de José Corral Llorente protagonizada por Eneko Sagardoy, Natalia de Molina y Juan Grandinetti.

Qué: Película (estreno en España)

Inspirado en la visionaria dirección de arte de su cortometraje de animación premiado en el Festival de Málaga Down By Love (2016), José Corral Llorente ha recreado el universo colorista y siniestro de un mal sueño en Contando ovejas, su ópera prima, una comedia negra con tintes de thriller, que sorprende por la radicalidad y originalidad de su propuesta.

La película, que se rodó en el verano de 2020 tras el confinamiento en un edificio en el centro de Madrid, se convirtió en el escenario de un mundo hilarante, ácido e incómodo en el que conviven un traficante de drogas, una casera gruñona, modernos, una famosa actriz, yonquis y hasta tres singulares carneros que harán lo que sea para que Ernesto pueda dormir.

Contando ovejas

Ernesto (Eneko Sagardoy) es un chico solitario, infravalorado por la gente que le rodea, especialmente por su vecino Leandro (Juan Grandinetti), un peligroso traficante de droga. Todo cambiará con la aparición de tres peculiares compañeros de piso que tratarán que recupere la autoestima perdida y haga realidad todos sus sueños, sin importar ni los medios ni las consecuencias.

Es la trama de Contando ovejas, filme que cuenta con reparto de lujo que se completa con Natalia de Molina y la veterana actriz Consuelo Trujillo, María Fernanda Valera, José García, Luis Sacristán, Sergio Dorado y Juan Serrato. A ellos les acompañan unos villanos de papel maché, cartón y escayola, con las voces de Julián Villagrán, Manolo Solo y José Luis García-Pérez.

Sobre la cinta, su director comenta: «Que el hobby del protagonista sea construir maquetas, con las que hace pequeñas animaciones en stop motion, viene de Down By Love, cortometraje animado que hice en el salón de mi casa. Al venir de animación y Bellas Artes, quise plantear la historia de forma visual. Busqué elementos de la psique humana que pudiesen ser personificados y que fueran los motores de las decisiones de Ernesto, que sufre de insomnio. De entre todas las posibilidades escogí el Ego, el Intelecto y el Miedo. El prado es una representación de su psique, donde el insomnio provoca el caos de ovejas incapaces de saltar una valla; una metáfora del cacao mental que tiene el chico».

Contando ovejas

Contando ovejas

Enlaces relacionados: