Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 21 de mayo de 2022
Dorian
Foto: Sergi Margalef

Ritual

Dorian

Dorian vuelve con Ritual, un trabajo de estallidos sinápticos, de amor y baile, de romanticismo del que no empalaga. El disco que termina por encumbrar a la banda barcelonesa como la esponja más atrevida de la música española.

Qué: Disco (Intromúsica)

Hace tiempo que Dorian rompió cualquier norma estilística establecida para convertirse en uno de los experimentos transoceánicos más interesantes del panorama musical actual.

La banda que no quiso reinar en la noche ácida de Barcelona ha completado su metamorfosis absorbiendo nutrientes tan ricos y poderosos como Gustavo Cerati en solitario, la escena de mexicana de final de siglo (que va desde Plastilina Mosh hasta todas las mutaciones de Camino Lara) e incluso el low fi de los cantautores chilenos como Gepe o Leo Quinteros.

En Ritual ya se avisa desde la portada que las especias se van a multiplicar y los ambientes van a reproducir vivencias tomadas de ambos lados del Atlántico. La banda barcelonesa usa el idioma como estilo, así que hay italo-disco y también rap francés portuario, hay hip-hop acelerado como en el tema que abre la cara A, su colaboración con Youthstar y, también, algo de rumba catalana con filtro situacionista en la maravillosa Libre interpretada entre jaleo y palmas, electrónica mediante, con Lido Pimienta.

Dorian no olvida el tecnopop de manual, ese que solo se puede leer con el neón de la noche como en su colaboración con Pimp Flaco en Dual, el guiño electroclash de Tornado o incluso la canción melódica como esa simbiosis sorprendente que es No dejes que pase el tiempo, junto a Ana Mena.

Así, este disco de Dorian es un laberinto en el que disfrutamos perdiéndonos, puesto que cada esquina, cada recoveco, oculta una chispa que nos arrastra hacia un carrusel temporal: ayer, hoy y mañana se entremezclan para que los sabores que siguen bajo nuestra lengua renazcan, picantes y revoltosos. Música para un mundo que se comunica a través de cables invisibles, con sentimientos más rápidos que la luz.

Dorian Ritual

Enlaces relacionados: