Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 26 de mayo de 2022

Hay frases que sólo escuchamos de noche

Floridablanca

Con una gran excursión por los diferentes planetas groove nacidos de la ortodoxia disco, Floridablanca retorna con una demostración más pulida que nunca de su estado constante de vitamina enfocada a la pista de baile pop.

Qué: Disco (Mushroom Pillow)

Ya sea en el guiño inconfundible al sonido de La Movida llevado a cabo en Bomba de humo, con esas guitarras funk tan Duran Duran, o a través de la efervescencia ochentera glam-funk con la que talla hasta el último átomo de El desencanto, Floridablanca muestra sus galones como máximo representante de una idea: ser una especie de versión española de la última encarnación de Daft Punk.

Dicha tendencia, fraguada en torno a una sabia aglomeración de referentes de los años 80, se palpa a lo largo de todo el recorrido propuesto en este trabajo, preñado también de inequívocos guiños, tal que en su mención a Barry White en Nuncatevayasnunca.

La efervescencia surgida de la espuma disco que da cuerda a cada una de estas canciones son, finalmente, una oda al groove barroco. Esto se entiende a través de explosiones tan vitalistas como Dark Punk, uno de los momentos más representativos de lo que nos ofrece Hay frases que sólo escuchamos de noche.

No hay punto de fuga en la algarabía rítmica en este álbum, definitivamente concebido bajo una infalible naturaleza de condición ochentera. No puede ser de otra manera con destellos funk-pop tan exultantes como los desplegados en la brillante Mierda de temas, con la que enfila el tramo final de un trabajo que subraya y potencia los valores fundamentales de un grupo esencial de lo que se entiende como ortodoxia disco-pop.

Floridablanca Hay frases que sólo escuchamos de noche

Enlaces relacionados: