Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 2 de julio de 2022
Foto: Carla Arias

Claroscuro

Caravana

Tras seis años de silencio discográfico, Caravana regresa con un álbum lleno de contrastes que reflejan el espíritu inquieto y versátil de un proyecto que bebe del folk y la electrónica para hablar del amor filial en primera persona.

Qué: Disco (Quemasucabeza)

Los años pasan y lo importante se hace más claro. Las distracciones de a poco comienzan a mostrarse tal como son, sin disfraces, facilitando –a veces– nuestra capacidad de obviarlas para darle espacio a aquello que quizá es sencillo, pero esencial.

Esta etapa de la vida se refleja con intimidad y cierta melancolía en Claroscuro, el nuevo álbum de Caravana –y el tercero luego de su disco homónimo de 2011 y Caminata de 2016–, donde el compositor chileno Rodrigo Santis le canta a la paternidad y al amor con la frescura y la incertidumbre de una huella recién marcada.

Claroscuro es, entre otras cosas, ecléctico: hay climas airosos, paisajísticos, llenos de pequeños detalles electrónicos que acompañan melodías suaves cantadas casi como un susurro y con inflexiones que hacen recordar a la cantante franco-mexicana Eva de Marce, o a algunos exquisitos momentos en español de Devendra Banhart. Hay, también, canciones para adentro, como No eres tú o Actitud, que con guitarras afiladas y una incipiente intención noise revelan el contraste al que hace alusión el título de la placa.

Esta combinación de atmósferas evidencia la versatilidad de Santis y su capacidad creativa de abordar una misma temática desde distintas perspectivas, proponiendo diferentes estados anímicos, colores y texturas para entregar conmovedores mensajes y reflexiones relacionadas al amor filial. «Sueña y sé realista, sigue siendo optimista, no pierdas nunca la curiosidad», expresa Caravana en Relato futurista, una de las canciones que más refleja el carácter del álbum, para luego, en Consuelo, confirmar la relevancia de lo simple: «Es grato ese momento, el que te hace feliz. Me alegra tu felicidad».

Coproducido junto a Martín Pérez Roa (Merci Merci, Chicarica), Claroscuro se presenta como un relato musical directo y confesional en el que los sonidos folk, las guitarras de corte indie y la electrónica experimental son el puente sobre el que Rodrigo Santis deja talladas sus impresiones acerca de lo cotidiano, con sus luces y sus sombras.

Caravana Claroscuro

Enlaces relacionados: