Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
lunes 4 de julio de 2022
Trueno

Bien o mal

Trueno

Con Nathy Peluso y Víctor Heredia destacándose entre los invitados, el rapero argentino Trueno busca sonar a su tierra en su segundo disco solista. Para eso se mete con el candombe, la zamba y la canción pero sin abandonar el rap, el dancehall ni el reggaetón.

Qué: Disco (Sur Capital/Tierra Agencia)

Trueno le está buscando la vuelta a la canción rap en Argentina. Wos, el otro referente que se dedicó a la música después de ser freestyler campeón sufre la exigencia de sonar a algo que ya pasó. Por eso su colega, el niño que con catorce años ya ganaba batallas en El Quinto Escalón (una de las competencias de freestyle más importantes de Buenos Aires) y que acaba de tocar en vivo con Gorillaz en el festival Quilmes Rock con veinte, dice que su segundo disco piensa en Latinoamérica.

Y es más, arriesga: suena a su territorio. Son quince canciones (algunas ocultas para seguir promocionando) que también se van al reggaetón, al dancehall y a las herramientas conocidas de la canción rap pero en Argentina y en Tierra zanta aparece el foco que señala. En la primera lo hace junto a Nathy Peluso, que a esta altura ya definió un sonido y lo aplica hasta en los feat desde su voz, tanto en la letra como en la música. Hablan de Buenos Aires con versos prendidos y algunos punchlines certeros y meten cuerdas crudas para la introducción (que a decir verdad es un sampleo de Atahualpa Yupanqui). «De Saavedra a Corrientes, toda mi memoria de frente», dice Peluso haciendo del recuerdo una evocación.

Y en la canción Tierra zanta hace su propio Latinoamérica (de Calle 13) junto a un referente ineludible de la cultura folclórica como lo es Víctor Heredia. Hay un momento de milonga para el creador de Taki Ongoy y otro de free para el compositor de frases como la siguiente: «Busco la paz en Bolivia, en las calles de Chile. Me busco en invierno el aguardiente de Colombia. Vengo del barrio del tango y llego al meridiano. Para borrar con la mano la línea divisoria». Lo hace entre una base de candombe pero con el espíritu de Si se calla el cantor, una canción emblemática del folclorista Horacio Guarany.

Como un adolescente con responsabilidades de persona mayor, Trueno necesita decir y englobar todo lo que quisiera para el desarrollo político de su música. Acá, de a poco, en las canciones señaladas, lo va logrando. No es humo pero a veces necesita el oxígeno del Amazonas para no pisar la deforestación de nuestra realidad musical urbana.

Trueno Bien o mal

Enlaces relacionados: