Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 28 de junio de 2022
Pup Puppy

Horsa Dreams

Pup Puppy

La bejarana Pup Puppy, uno de los talentos más sorprendentes de la generación cute V(a)iolencia, de la que también forman parte Krystales, Adios Adios u Otro, nos muestra por qué había tantas ganas de saber lo que se traía entre manos en su primer EP.

Qué: Disco (Snap! Clap! Club)

Siempre motivada por retorcer las pautas del contexto pop que nos rodea, Pup Puppy muestra más aristas e ideas en tres canciones que muchos artistas de su generación y de otras. Entre las razones esgrimidas para sentenciar de esta manera, la clave se encuentra en su capacidad para pervertir los extremos que van de la dulzura más onírica hasta la intensidad más desaforada.

Entre estos dos puntos del camino, Pup Puppy hace equilibrismos envuelta en matemáticas Arca, proporcionadas por su complicidad con Goni en cortes como ese dulce envenenado que es el reggeaton bipolar forjado para Corazón roto. En un corte como este, podemos asistir al violento uso que hace del autotune, llegando a niveles de pura pesadilla. Esto último también sucede en la canción titular del EP, en la que, por otro lado, nos regala un irresistible e insinuante espasmo dream dance.

Desde una perspectiva más pastoral, Nana? es un paseo por un bosque mágico, hasta que la voz de Pup Puppy se vuelve a romper en un brote de locura transitoria. Y lo hace a la manera con la que Liz Fraser se inventaba a veces su propio idioma para cantar.

Tan impactante muestrario de ideas cosidas desde el mundo de los sueños, nos muestra parte del potencial de toda una alquimista de la perversión pop. La misma de quién ya estamos esperando más bocados envenenados de su excitante receta.

Pup Puppy Horsa Dreams

Enlaces relacionados: