Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 11 de agosto de 2022
Caloncho

Buen pez

Caloncho

La esencia sonora de Caloncho permanece intacta pero eso no detiene su trascendencia humana. El sinaloense ingresa a una nueva fase con Buen pez, el álbum más equilibrado de su carrera hasta el momento.

Qué: Disco (Universal)

Parece que Caloncho llegó al nirvana… o al menos así se percibe en su nuevo álbum. Luego de plasmar los diversos matices de la existencia en sus placas anteriores, hoy regresa con un entendimiento pleno de la vida en el que se percibe maduro más que optimista.

Aunque su música se asocia con la felicidad, Buen pez representa el lado resiliente y no explorado del cantautor, quien proviene de épocas claroscuras en su carrera. Así, Bálsamo (2017) muestra el reflejo de un periodo luminoso y desbordante, mientras que Malvavisco (2020) representa su etapa más oscura.

Después de pasar por dichos momentos, necesarios en la vida de cualquier ser humano, ahora llega un nuevo LP que protege la fase más consciente de Caloncho, una donde la libertad es la guía para la creatividad y la cotidianidad, que contiene la aceptación de la amplia gama de emociones y situaciones que acontecen.

Su génesis y grabación ocurrió en las playas de San Pancho (Nayarit, México) donde se congregaron amigos y colegas que estructuraron piezas sonoras tropicaloides, muy al explorado estilo de Caloncho, y en las que se capturan experiencias «anti optimistas» a la vez que «pro realistas», donde el desamor, el adiós, la felicidad y, obviamente, la contemplación agradecida por el presente, se manifestaron en el resultado.

Bobby Pulido, Little Jesus y Melissa Robles sumaron sus voces y su ingenio para acentuar las sílabas líricas de Buen pez. Además, arrastraron a Caloncho a caminos que ya había recorrido con anterioridad como la exploración de la cumbia donde justamente se suma la voz de Pulido para cantar Separarnos, una de las joyas del disco.

Otro momento deslumbrante es Luciérnagas, la balada ranchera de versos melosos y, por supuesto, Somos instantes, corte que destaca por su sentida lírica sobre el aprecio de los fragmentos mágicos que provee la vida.

Esta evolución de Caloncho como ser humano llega en un momento clave en el que la resiliencia y el equilibrio deben estar cerca de la humanidad. Si la música es un vehículo para cavilar sobre la importancia de los diversos momentos, incluso los malos, sin dudas será un deleite detenerse y escuchar este álbum.

Caloncho Buen pez

Enlaces relacionados: