Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
lunes 30 de enero de 2023
Edu Requejo

La puerta dorada

Edu Requejo

El barcelonés Edu Requejo se presenta de largo con La puerta dorada. Un brillante y efectivo ejercicio pop cocinado a fuego lento, pero igualmente bailable.

Qué: Disco (Casa Maracas)

Después de más de una decena de singles y de dos EPs, Edu Requejo se muestra al mundo en un formato ideal para entender sus dotes naturales para con el transformismo pop. El mismo que tanto bebe de la electricidad recia en Libre como del retro synthpop almidonado facturado en Más cerca de lo que crees. Sea cual sea la postura adoptada, la sensación generada siempre es la misma: la de estar abocados al centro de un sueño. Uno donde el rastro de New Order en La diferencia marca el techo creativo de un disco donde baile y ensimismamiento van siempre de la mano.

La producción, llevada a cabo por el propio Requejo, se define por la obsesión crónica por el detalle y la necesidad de amoldarse a la praxis electroacústica. En base a este molde, emerge un mapa de sonoridades que llegan a recordar los toques de guitarra lánguidos que vertebran el opus otoñal de Le Mans. Esto sucede en cortes como la hermosísima Por ahora, uno de los puntales más claros de un trabajo que también gusta de verse jugando con la metodología analógica de los patrones krautpop, lo cual sucede en la brillante Suéltalo y salta.

Miremos donde miremos, la chispa de la emoción siempre está presente. No hay bajones ni nada que desvirtúe la sobresaliente línea general que vertebra tan vívida recreación poética del pop más sentido e intimista, tal como sucede en Te quiero, donde incluso los versos pueden llegar a hacernos recordar a Family. Y eso ya es decir mucho.

Edu Requejo La puerta dorada

Enlaces relacionados: