Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 16 de abril de 2024
Sergi Carbonell
Foto: Xevi Abril

Refugi

Sergi Carbonell

Refugi, el nuevo disco del catalán Sergi Carbonell es un canto a la belleza del viaje y al silbido de la guitarra. Folk peninsular que añora la espuma.

Qué: Disco (Halley Records)

Refugi es un disco de arreglos mínimos, banda sonora para Ulises que, armado de una guitarra española, un cajón y un puñado de poemas, acompaña a Sergi Carbonell en la búsqueda del folk oceánico definitivo, un mar de culturas que alimentan y se dejan alimentar. Ecos de sirenas que llaman al Aute más minimalista o la idea de Julio Bustamante contemplando el Mediterráneo como si empezara y acabara en su piel.

De instrumentista hiperdotado a cantautor de minorías, Sergi Carbonell entrega en Refugi su voz y sus palabras. Así, con Vull amb tu se abre el LP, acolchado sobre unos sonidos mínimos, afinados por labios agrietados por la sal marina, misteriosas cuerdas que, alrededor de una hoguera, avisan de que la historia del viaje está por comenzar.

Al mar con la sonoridad de las sirenas mediterráneas, unas flautas dulces que se anidan sobre el bombo del mar, un corazón que acompaña las voces de Sergi Carbonell y Anna Ferrer. Patrias y playas para el tropicalismo bien entendido, sombrillas y guitarras criollas como un Jaume Sisa que se subió a un crucero en L’Hidra y nunca se bajó.

El viatge tiene una petición expresa de que el deseo se convierta en el motor del baile y aumenta los colores sobre los que se posa el pincel de los arreglos del disco. Grita, es una promesa, todas estas historias no se perderán. A les palpentes escapa como un explorador, más que escapa, olvida y descubre nuevos sabores en las arenas que cubren las sábanas.

Un tema en español, Te echo de menos, funciona con el susurro cálido de una guitarra acústica de acordes abiertos y un delicado piano, breve fusa de folk hecho de arrumacos y luna, distinta e igual. Un disco de belleza, un disco de encierro, eternauta en el espacio, el tema final Tots els camins sirve como unidad para las partituras, como si cada vida fuera una estación distinta y su autor quien decidiera en qué estación detenerse.

Sergi Carbonell Refugi

Enlaces relacionados: