Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
sábado 18 de mayo de 2024
Shego

Suerte, chica

Shego

Tras dos años de hype progresivo, armado a través de una sucesión jugosísima de píldoras pop, por fin llega la primera muestra en largo de Shego. O lo que es lo mismo, uno de los grupos llamados a marcar el devenir de las tendencias de consumo musical en los próximos años en España

Qué: Disco (Ernie Records)

Ya venía avisando Shego, y mucho. Pero si hay algo que llama la atención de este Suerte, chica es que, incluso con adelantos tan refrescantes como Lucky y Qué voy a hacer, nadie estaba preparado para un cóctel de recetas tan personales como el recogido en este trabajo.

Ejemplos hay muchos, pero si hay que escoger, por ejemplo, en Siendo mala la banda transita terreno rock flamenco y lo absorbe dentro de sus códigos de comportamiento pop. Por su parte, con Sorry ojitos recuerda a los Pixies de Doolitle, y también lo hace de tal manera que no parece que haya ningún tipo de reflejo impostado en su forma de actuar.

Shego

La estela de punk neopsicodélico también se hace presente en Estoy cachonda. Un corte que, ante todo, hace buena la necesidad de recrear épocas pasadas, sin caer en la genuflexión ante el refranero que invoca aquello de «todo tiempo pasado siempre fue mejor».

Desde el otro extremo, en Me lloro toda, el cuarteto se adentra en terreno disco, mientras que en Steak tar tar no disimula su inclinación hacia las coordenadas house de la materia pop.

Para cerrar el menú, Peggy Lee retoma su pulso más eléctrico con una suerte de despedida que bascula con total naturalidad entre la calma y la tempestad de su tránsito entre fogonazos eléctricos a lo Pulp y vitamina punk pup en el tramo final.

En resumen, ocho razones más para comprender que lo de Shego no es ninguna moda pasajera. Aquí hay materia prima de la buena, de la que invita a soñar con una apuesta de futuro, que ya es presente total y absoluto.

Shego Suerte, chica

Enlaces relacionados: