Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
viernes 21 de junio de 2024
Aloma Rodríguez
Foto: Pedro Anguila

Puro glamour

Aloma Rodríguez

Aloma Rodríguez publica su nuevo libro, un diario fragmentado por la realidad que se introduce en la autoficción, el retorno vital y geográfico de una autora que siempre sorprende. Una superviviente que llena de amor e ironía cada una de las páginas que escribe.

Qué: Libro (La Navaja Suiza)

La escritura de Aloma Rodríguez la coloca en los mismos estantes vitales que el fantasma de la Natalia Ginzburg y la luz de la Annie Ernaux, una cotidianidad no exenta de anécdotas vitales que sustentan el libro. Vivir como un ejercicio de literatura o la literatura como el combustible para la existencia: se llama autoficción o diario de vida, o escape y puesta de largo.

Madrid y Zaragoza. La vida es una sucesión de errores que los salva el sexo, los bufet libres, las risas de los hijos y algún libro. La protagonista regresa a Zaragoza después de unos años en Madrid y se sumerge en una vorágine de búsqueda de piso, viajes en furgoneta, pastoreo de sus prole y tiempo para amar y ser amada. Para ello encuentra refugio en sus libros, en la compañía de sus padres, en saber encontrarse en el humor y en los encuentros con los fantasmas y los ausentes.

Charles Simic, Sergio Algora, Félix Romeo, el mapa mutante de Zaragoza, también Teruel y sus pueblos, llenos de recuerdos de color amarillo, como las fotos que el tiempo desluce. Los gremios, el ventolín, la tos de los hijos en la noche, el polvo, el sudor que impregna la piel como otra piel, ir de un lado a otro, siempre en movimiento. Aloma Rodríguez es un boxeador que aguanta todos los envites, toma notas mentales para prevenir próximos errores, marcha a congresos donde va con lo puesto, una muda y un portátil.

Siempre escasa de energía, pero libre, una escritura que escapa de las imposiciones, que pone cara de saber qué está haciendo. Aguanta la risa pero también el llanto. Como una canción de Vainica Doble, como un baño en las pozas de Luesia, como un viaje con tortilla de patata en la fresquera, como Peter Handke en Soria, como un corte en el dedo que sangra como sangran los cortes en el dedo. Un poco por sorpresa, un poco cada día, pero sin detenerse nunca. Eso es Puro glamour.

Aloma Rodríguez - Puro glamour

> Leer fragmento aquí.

Enlaces relacionados: