Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 25 de junio de 2024
Las Áñez

Paralelas

Las Áñez

El cuarto álbum de Las Áñez es una apertura natural a un universo sonoro que les ofrece posibilidades infinitas y público más amplio, al tiempo que reafirma la imaginación sorprendente de Juanita y Valentina revelada en canciones preciosas.

Que: Disco (Independiente)

Cada paso discográfico que ha dado el dueto colombiano conformado por las gemelas Valentina y Juanita Áñez desde 2014, cuando editaron Silbidos, su álbum de debut, ha sido trabajo de labranza, arduo y franco que, sin proponérselo, las ha llevado a cosechar fruta fresca en abundancia en un camino rumbo a la consagración popular. Un bichito raro, desconocido hasta entonces, y único en su especie, que se materializa cuando cantan juntas y desata una extrañeza maravillosa en quien escucha, germinó en ese disco y ha ido creciendo con raigambre, riesgo y ternura por cuenta de sus creadoras; sucedió en Al aire (2017) y en Reflexión (2020), y también en los discos que han grabado como parte de Bituin desde 2011, un cuarteto de jazz del que, orgánicamente, surgió Las Áñez.

Nueve años después de encandilar la movida de la música alternativa en Bogotá, Las Áñez presentan Paralelas, un disco expansivo. Si en sus grabaciones anteriores, que ahora se pueden considerar una suerte de trilogía iniciática, las hermanas fueron ampliando su círculo colaborativo y de trabajo, con este no sólo marcan punto y aparte, también firman el inicio de una nueva saga. Los productores Miguel Rico (Manuel Medrano, Bustamante, Ximena Sariñana) y Andrés Leal (Carlos Vives, Morat), y los ingenieros de master Dave Kutch y Stefano Pizzaia, suceden a los habituales Ernesto Santos y Benjamín Calais detrás de las consolas para obtener un sonido más global y consonante con su tiempo, marcado por los beats propios del reguetón y el llamado pop urbano, además de la elasticidad del pop y la chispa del rock.

Lo que pareciera bajar un cambio para salir de una variante hacia la autopista más concurrida, en la obra de Las Áñez quizás sea un riesgo mayor y, también, una maniobra natural. La complejidad cada vez mayor de sus canciones, su interpretación en directo y una envidiable colección de artistas con quienes han colaborado (Aterciopelados, La Etnnia, Kevin Johansen, Edson Velandia, Chancha Vía Circuito, Julieta Venegas, Los Rolling Ruanas, El Tuyero Ilustrado y Marta Gómez, entre otras) las llevó a alcanzar mayor reconocimiento y huir hacia adelante.

El resultado, anunciado con anticipación en marzo de 2022, es un disco breve, terso y contundente. Veinticinco minutos bastan para conjurar la larga espera y despachar siete canciones y un epílogo alrededor de cuestiones esenciales como la causa feminista en De curvo cuerpo, la ansiedad en Como si fuera yo en compañía de Lido Pimienta, la familia en Árbol genealógico, la causa ambiental en Señal del viento junto a esa leyenda de la música llanera que es El Cholo Valderrama, y el consumo en Pasados los días.

Telúricas y atmosféricas, las nuevas canciones de Las Áñez se tornan, quizás, más cercanas y cálidas, así se adentren en aguas eléctricas y electrónicas –cada vez menos ajenas pero siempre sorprendentes– para desatar un vendaval en Pasados los días escudadas por una banda de rock, o para sumergirse en la danza que propone De curvo cuerpo. Paradójicamente, una pequeña y preciosa pieza de traje acústico, a la usanza de sus creadoras, asoma y florece por su color particular: Flores secas contiene toda la magia que Juanita y Valentina han volcado para crear Paralelas tan sólo que esta no revela el truco.

Las Áñez Paralelas

Enlaces relacionados: