Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
lunes 22 de julio de 2024
Víctor Sombra
Foto: Diego Lafuente

A doble ciego

Víctor Sombra

Ni el investigador ni el investigado conocen el origen ni el tratamiento durante el periodo de testado, así se asegura que se impone el asepticismo científico. Ni una gota de sangre, ni un solo resto de pólvora en esta novela del salmantino Víctor Sombra.

Qué: Libro (Random House)

Un planteamiento de thriller: un concurso, activismo, tecnología, días y noches nórdicas, conseguir la recopilación de datos más efectivas en cualquier sistema y a través de Big Data. Pero siempre hay un reverso desconocido, quién es la voz detrás de la pantalla… tras no ser premiados un variopinto grupo recibe el encargo de recopilar datos sobre un medicamento y cómo se usa en distintos lugares del globo.

Un planteamiento de novela negra, Víctor Sombra construye una trama donde el espionaje está basado en ceros y unos, en conexiones piratas, en analítica de datos. No hay armas de fuego, no hay cuchilladas nocturnas, solo una red que se construye y reconstruye a lo largo de las páginas de A doble ciego, solo un grupo de que no sabe nada más allá de la remuneración que va a recibir por el informe que suministrará a su contratista.

Dinero y farmacia, enfermedad y negocio, entre Noruega y España, los abismos del gran hermano digital, de los delitos del globalismo social que se convierten, como en una novela de Don DeLillo, en simple ruido blanco. Esa misma capacidad de hurgar en la culpabilidad que recrudece la sensación de hermetismo sensible por parte de la sociedad del primer mundo. ¿Es la medicación y su distribución la nueva logística del poder? ¿Qué diferencia hay entre un arma química y una sustancia con receta que podemos comprar en cualquier lugar?

Este libro de Víctor Sombra permite el disfrute de los aficionados al noir internacional y, también, al lector con pasión por los avances de la ciencia, la orgánica y la tecnológica. Incluso hay instantes apasionantes para los que disfrutan de percentiles y Teoría de juegos. No hace falta saber sobre matemáticas, pero nunca vienen mal. La dictadura de los fríos números es el fascismo del siglo. Y lo que está por llegar. O lo que ya ha llegado, porque saben todo de nosotros.

> Leer fragmento aquí.

Víctor Sombra A doble ciego

Enlaces relacionados: