youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 26 de junio de 2024

Llega a la cartelera de Argentina y Uruguay La uruguaya, una coproducción entre ambos países llevada adelante por la Comunidad Orsai. La cinta, una adaptación cinematográfica de la novela del mismo nombre de Pedro Mairal y dirigida por Ana García Blaya, se estrenó en la Competencia Internacional del 37º Festival de Cine de Mar del Plata y fue galardonada con el premio a la Mejor Dirección (ex aequo).

Qué: Película (estreno en Argentina y Uruguay)

Hay mil maneras de vivir. Seguramente también lo habrá de hacer cine. Aquí hablamos de una, muy peculiar por cierto. Lo hacemos de La uruguaya, la primera película realizada 100% con un sistema alternativo de producción. Sin participación económica del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales), ni de plataformas de streaming, ni del Estado, ni de empresas privadas o patrocinadores. (Leer debajo «Comunidad Orsai»).

La uruguaya es una coproducción argentino-uruguaya, dirigida por Ana García Blaya. Se estrenó en la Competencia Internacional del 37º Festival de Cine de Mar del Plata y fue galardonada con el premio a la Mejor Dirección (ex aequo). Fue producida por la «Comunidad Orsai», que lidera el escritor argentino Hernán Casciari junto a Christian «Chiri» Basilis. Se trata de la adaptación cinematográfica de la novela La uruguaya, del también argentino Pedro Mairal, publicada en 2016 en España por Libros del Asteroide.

La uruguaya

Así, siete años después de su publicación como libro, el proyecto llega ahora a la gran pantalla. La trama cuenta la historia del escritor argentino Lucas Pereyra, casado, que viaja a Uruguay para cobrar un dinero en dólares por la venta de su novela y evitar así el cepo cambiario. Pero Lucas tiene otro motivo para viajar a Montevideo: encontrarse en secreto con Magalí Guerra, una admiradora varios años menor que él. Y, como suele ocurrir, no todo saldrá como se tenía planeado.

La uruguaya

 


 

Comunidad Orsai
Para realizar a cabo la película se pusieron a la venta seis mil bonos con un valor de cien dólares cada uno y se les dio la posibilidad a todos los socios de la comunidad de comprar un mínimo de un bono y un máximo de doscientos. Pero con una salvedad: no se trataba de un mecenazgo en el cual un grupo de gente ponía dinero para financiar un producto por amor al arte. Por el contrario: todas las ganancias que obtenga la película serán repartidas en forma proporcional entre los socios productores. El resultado fue que en menos de dos meses se agotaron todos los bonos y se consiguió algo excepcional en el universo del cine: juntar todo el dinero para producir una película antes de dar el primer paso.

En paralelo con todo el proceso creativo de la película, la Comunidad Orsai creó una aplicación, exclusiva para productores, en donde se debate, se propone, se conversa con los directores de todas las áreas (arte, guion, finanzas, fotografía y más) e incluso se toman decisiones con la lógica de un congreso.
Así, los socios han participado en encuestas no vinculantes –con la finalidad de proponer y debatir– y en otras que sí han sido vinculantes y sus resultados debieron acatarse sin protestar. Para ello, la aplicación cuenta con un sistema de votación muy simple, que permite que los casi dos mil socios voten desde sus dispositivos móviles, con total transparencia y a la vista de todos. A todo esto se suma la implementación de un sistema para ordenar sugerencias, datos, colaboraciones y contactos que los socios productores ofrecen o ponen a disposición.

 


Enlaces relacionados: