Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 27 de septiembre de 2020

Pop para desadaptados

Fakuta

Fakuta es arquitecta de canciones. Del hacer por hacer al crear para vivir. Siempre mirando hacia el cielo, Al vuelo y Tormenta solar la han posicionado como uno de los nombres más interesantes de la música chilena. Próxima a tocar en el festival Primavera Sound de Barcelona, la chica rara del pop chileno comenta sus días y melodías.

Pop para desadaptados - Fakuta

Has sido testigo y protagonista del crecimiento de la actual escena musical en Chile. ¿Cómo ves esta evolución?
Es sorprendente, aunque sé que no estamos en la primera etapa de la música chilena. Cuando estaba en mi plena adolescencia y quería formar bandas, no había nada de industria. La que existía solo se preocupaba de lo ya establecido. Y entre eso y lo que uno quería hacer, no había ningún nexo. Ahí apareció Internet y conocí a Dadalú, Gepe, a los Dënver, gente que tenía todo ese rollo: hacer música que te gustara y que no tuviera tanto que ver con los demás. Luego empezaron a llegar tecnologías más baratas y ya podías grabarte. Y finalmente vino toda esta explosión donde estos mismos cabros que venían experimentando, ya comienzan a llamar la atención en el extranjero.

Y en este escenario, ¿en qué lugar estás tú y cómo ves tu propio crecimiento?
Creo que las cosas se han dado por suerte, quizás, de haber pertenecido a esta nueva generación que está iniciando todo. Me siento influenciada por personas como Gepe y Javiera Mena, porque instalaron la idea de que no solo se puede tener una banda de rock. Para mí fue súper fácil seguir esas directrices. Y creo que lo que ha pasado conmigo siempre responde de forma natural al trabajo. Cuando me dicen «oye, que te está yendo bien», digo que me está yendo como me debería ir. He trabajado mucho y he modificado muchas veces mi postura frente a la música para poder ser más óptima a la industria. Ahora hay que pagar cuentas y, por lo tanto, hay que producir y tocar más.

«Siempre he sido la chica rara del lugar, la más desadaptada y eso me ha dado otra perspectiva para hacer las cosas. Y es algo que tengo que potenciar»

En la transición entre Al vuelo (Michita Rex, 2011) y Tormenta solar (Quemasucabeza, 2014) pasan muchas cosas. ¿Cómo viviste ese momento y de qué forma influyó el proceso creativo del segundo álbum?
Con el primer disco estaba en una época muy adolescente, de experimentar y demostrar algo que solo yo podría hacer. Me demoré mucho en hacer ese disco. En ese tiempo aún trabajaba como arquitecta de oficina y no tenía el tiempo suficiente para mi carrera de solista. Al vuelo nació de forma muy natural, de a poco y sin tanta ambición. Por otro lado, me daba cuenta que mis tocatas eran muy bajadas para eventos que se hacían a la una de la madrugada. Necesitaba hacer cosas más prendidas para poder tocar más. Estuve mucho tiempo escuchando música de baile, entendiéndola y componiéndola. Compuse mucho y fui muy metódica. Así salió el segundo disco y todo fue más rápido. En ese sentido, Tormenta solar es un álbum muy condicionado, pero aun así logra tener algo súper mío, una rareza única, sobre todo en las letras.

¿Y se puede hacer pop equilibrando ambas cosas: el baile con letras inteligentes?
Siempre me cuestiono y pienso que de nuevo hice algo muy raro. Pero ahí aparecen los mismos comentarios de que el buen pop es ese, como Pet Shop Boys o Kraftwerk. Hay algo que te gusta, te encanta y no te suelta, pero con ese lado inteligente, torcido y que te cuesta entender.

En ese sentido, ¿ser la chica rara del pop chileno ha sido una gran ventaja para ti?
Sí, ahora me doy cuenta. Donde he ido, siempre he sido la chica rara del lugar. Siempre he sido la más desadaptada y eso me ha dado otra perspectiva para hacer las cosas. Y es algo que tengo que potenciar.

Se acerca el festival Neutral de México y el Primavera Sound en España, país que ha estado pendiente del crecimiento de la nueva escena chilena. ¿Cuáles son tus expectativas de tocar allá?
Es la primera vez que voy a España y no sé qué esperar. Es una gran oportunidad de tocar en un festival increíble. Vamos a hacer un show muy bueno, estamos preparando coreografías y muchas cosas. Tocar en el Primavera Sound es cumplir un sueño, por eso todavía me cuesta tener expectativas, tener que aterrizar todo. Ahora nos dimos cuenta que justo antes de nosotros toca Antony And The Johnsons y creo que eso me tiene más ansiosa, porque podré verlos y me cuesta tener que focalizarme en mi show.

¿Y estás contenta con todo eso?
¡Claro que sí! Es genial que por el trabajo tengas que viajar. Aunque quiero regresar pronto para empezar a trabajar en el tercer disco. Ser adulta me tiene muy concentrada en el trabajo.

Puedes leer aquí el comentario de Tormenta solar
(«Apuesta del Día» del 17/10/2014)

Tormenta solar está editado por Quemasucabeza.

Pop para desadaptados - Fakuta

Enlaces relacionados: