Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 21 de febrero de 2024

Un Ulises para el Siglo XXI en la búsqueda de su Refugi

Sergi Carbonell

Sergi Carbonell, el poeta que surgió de la sala de grabación, apuesta por un disco de sonidos y arreglos minimalistas, lleno de evocadoras melodías que contemplan el mar y lo transmutan en amor por lo cotidiano. Ambos infinitos se cruzan en unas canciones que suena directas, inmediatas, con un punto melancólico que les insufla el valor de los romántico sin ser cursi.

Uno de esos nuevos compositor que sin olvidar la tradición de la canción de autor apuestan por la renovación y la apertura de miras. Después de ser un reconocido instrumentista de la escena nacional, este es el disco donde su voz se impone, donde se desnuda frente al mundo. Un Ulises para el Siglo XXI en la búsqueda de su Refugi.

En la búsqueda de la pureza de los sonidos, la mezcla perfecta de la palabra y melodía, Sergi Carbonell realiza un salto adelante. Como todo artista que se precie busca ¿un alejamiento de la zona de confort?
Cuando me puse a construir este disco tenía claro que quería salir de mi zona de confort. No quería sentir que me estaba repitiendo. Entonces intenté trabajar de la forma mas libre posible y dejando que las canciones decidieran un poco su propio camino. Además decidí trabajar con diferentes productores, muy diferentes todos ellos, para que me ayudaran a llegar a lugares que yo solo difícilmente habría llegado. Creo que la colaboración con ellos ha enriquecido los colores del disco.

Siendo un conocido instrumentista en las canciones que ofrece el disco reina el minimalismo en los arreglos (guitarras, voces, percusiones y algún piano), como unas maquetas bien grabadas, en la inmediatez que trae la inspiración de una tarde de domingo. ¿Es deliberada la intención de alcanzar la pureza a través de esa sensación que acompaña a lo inmediato?
Ha sido totalmente deliberado. Quería que las canciones fueran suficientemente potentes para funcionar a guitarra y voz. Una vez sentía que era así, empezaba a producirla. Pero intentaba no excederme en capas y densidad. Buscaba una sonoridad un poco desnuda. De hecho hay canciones o partes de ellas directamente grabada en mi casa sin pasar por estudio. No quería perder la magia de la inspiración. He intentado buscar un equilibrio.

Sergi Carbonell

 «Cuando me puse a construir este disco tenía claro que quería salir de mi zona de confort. No quería sentir que me estaba repitiendo. Entonces intenté trabajar de la forma mas libre posible y dejando que las canciones decidieran un poco su propio camino»

Una de las temáticas, tanto aromáticas como líricas (y digo aromáticas por la sensación evocadora) parece ser el mar. Las olas que van y vienen, la contemplación… y la búsqueda de la compañía, lado que completa el triángulo entre el compositor y el mar. ¿Estoy yendo en la dirección correcta?
Creo que es una buena reflexión. Ha sido totalmente inconsciente esa presencia oceánica, pero en cierto modo atraviesa el disco. Desde los cantos de sirena del vocoder hasta el desembarco final del disco donde la guitarra y la voz se sumergen bajo las olas. Creo que el mar me sirve de metáfora de un espacio de calma y serenidad al que aspiramos como seres humanos, y al que más tarde o más temprano, irremediablemente llegaremos y alcanzaremos. Creo que somos como un río en la búsqueda de ese vasto océano.

Del mismo modo, la escucha del disco me ha provocado volver a compositores como Bustamante, como Kiev Cuando Nieva , el primer Sisa o algo más contemporáneo como Santi Araujo o Maria Rodés por poner ejemplos que están en esquinas separadas. Pero me gustaría saber tus gustos o inspiraciones, porque tiene que haber un bagaje emocional y artístico para el salto cualitativo en tu obra que se detecta con este disco.
En mi vida la música de autor siempre ha estado muy presente. Ya de pequeño recuerdo en casa vinilos de Serrat, Llach, Silvio Rodríguez, Aute… Aunque escucho mucha música diferente, me gustan mucho los compositores que con un ojo puesto en la tradición y el otro en la vanguardia siguen apostando por esta música. Desde Drexler a Bon Iver, de Lizzy McAlpine a Pedro Pastor.

Mezclar catalán (mayoritario) con castellano (en algunos temas), no es lo más habitual pero resulta esclarecedor de esa manera de acercarse a propuesta más latinas, de los cantautores modernos de Chile, Uruguay o Argentina, además de la tradición de la guitarra de palo setentera. Evidentemente el que mejor mezcló fue Serrat, pero también lo hizo Puntí en Umpah Pah. Entiendo que no es cuestión de idioma, más bien de sensaciones, ¿no?
Para mí llega de forma natural. Mi lengua materna es el catalán, pero tengo la gran suerte de dominar el castellano de la misma forma. Como bien dices muchas influencias son de raíz latina, tanto a nivel musical como a nivel literario. Además mi compañera es de Madrid, entonces escribirle una canción a ella me resulta hasta más natural así.

A la hora de escribir las letras, ¿vas componiendo a la vez, letra y música o preparas la melodía y luego le colocas el texto? ¿Guardas un cuaderno con ideas? Nos puedes hablar de alguna lectura que te haya empujado a la escritura de las palabras de tus canciones?
Normalmente en mi proceso compositivo letra y música aparecen a la par a grandes rasgos. Luego para la letra sí que hay un proceso más reflexivo, pero en cierta forma la idea y la música han nacido juntas. Mientras estaba componiendo el disco uno delos libros que leía era “Los del color de la tierra. Textos insurgentes” del subcomandante Marcos. Un relato lleno de cuentos y textos y comunicados de los zapatistas, que en cierta forma han inspirado alguna canción del disco, y ideas más generales que hay en él.

¿Cómo vas a llevar al directo esta propuesta? El minimalismo instrumental, las voces femeninas, un solo disco para un repertorio… ¿Nos puedes contar algo de cómo preparas al puesta en escena?
Ahora estoy empezando a construir el directo. Iré acompañado de una pequeña banda de tres músicos, y la idea será interpretar para el directo las canciones. No me apetece tocarlas como están grabadas. Entiendo que el formato es otro y los instrumentistas son otros. Entonces me parece más interesante jugar con las canciones y proponerlas de nuevo. Aunque sí tengo claro que será una propuesta trabajada de forma poética, con un diseño de luces muy teatral. Las primeras fechas son en auditorios y teatros así que la propuesta se adecuará a estos espacios. A nivel de repertorio aparte de las canciones del disco, tocaremos alguna que no entró en la grabación, y quizás nos animamos y hacemos alguna versión. Es una cosa que me divierte poder hacer.

¿Qué futuro se plantea para Sergi Carbonell? Seguir en esta trayectoria, volver a tus orígenes, lanzarte al punk de Estudios Costa Brava a lo Standstill o inventar el mediterráneo-trap
¡Jejejejejejejeje!¡ No descarto nada! La verdad es que no lo sé. Soy una persona inquieta y me gusta experimentar y hacer cosas nuevas. De momento quiero disfrutar de este disco y de los conciertos que me esperan con él. Luego intentaré ser sincero conmigo y decidir qué es lo que me apetece hacer, y si puedo pues hacerlo.

Puedes leer aquí el comentario de Refugi
(«Apuesta del Día» del 30/01/2023)

Sergi Carbonell Refugi

Refugi está editado por Halley Records.

Sergi Carbonell - Gira


Enlaces relacionados: