Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 21 de abril de 2024
Stay Homas

Eclecticismo personalizado desde Barcelona

Stay Homas

Una banda cuya propuesta cambia de disco a disco, de tema a tema, incluso se mueve por distintos lugares en el mismo tema. Un grupo que ha vuelto a sorprender acercándose a una propuesta más sensible, con otras lecturas más allá de la puramente lúdica. Stay Homas, en la variedad está el gusto, y este es muy sabroso.

 

Comenzamos con la temática del disco, visto de manera global: hay una mezcla de lo lúdico y lo nocturno, buscar la diversión pero transmitiendo sentimientos personales.
La verdad es que en este disco no acabamos de estar muy festivos, quizá la historia que llevamos es más oscura, pero, claro, no podemos evitar lo que somos, lo que acaba escapando entre las canciones, esa parte más, como dices, de personas, de músicos con una propuesta lúdico-festiva. Pero en este trabajo hemos buscando ir un paso más allá.

La manera de escribir e interpretar los temas, en distintos idiomas, con arreglos orgánicos y también electrónica, presenta una banda muy ecléctica; algo que algunos antes llamaban músicas del mundo… todo cambia tan rápido… ¿Evitáis la etiqueta?
No sé si huimos o no de la etiqueta, todas las músicas tienen una etiqueta. Imposible huir de ello, lo que cuesta es etiquetar nuestra obra con una sola etiqueta. Es hablar de la manera en la que nuestra música va cambiando… al final de disco en disco va cambiando, de canción a canción va cambiando, incluso de parte a parte va cambiando. Un tema puede tener una introducción acústica para después en el estribillo pasar a otro tipo de instrumentación, de producción… pero siguiendo un poco con la homogeneidad o heterogeneidad de la propuesta, es más difícil trabajar así porque hay muchos menos límites, hay tantas direcciones hacia las que puedes ir,  puedes mandarlo todo a la mierda porque te equivocas… pero también es muy libre, muy divertido, nosotros creemos que la gente ha aceptado ese eclecticismo, lo ha permitido, temas que no tienen nada que ver uno con el otro y el público los ha hecho suyos igualmente, entonces nosotros gozamos de esta libertad que a veces trae discusión o dolor de cabeza. Pero que hace que uno pueda producir música de la misma manera ecléctica que como la consume. En nuestro caso es así, completamente variada.

Hablemos un poco de la grabación y el proceso de composición. Tras haberos formados en tiempos complejos, por la pandemia y demás, ahora este disco parece surgir con un mayor fuerza positiva. ¿Sois de llevar las canciones ya muy cerradas al estudio u os gusta aprovechar los recurso que os ofrece el lugar donde se registran los temas, la producción, etc.?
Con lo de ser positivos en las canciones… es cierto que antes lo éramos mucho, queríamos aportar nuestro granito de arena a la sociedad. Pero quizá en este trabajo, manteniéndonos en esa senda de sumar más que de restar, hay una lectura más personal, más de vivencias que llegan de dentro, escapando del «buenismo más manoseado», pero, de todos modos, no podemos evitar ser quienes somos y eso se transmite en el disco. En este trabajo hemos tenido más tiempo. Un año entero, en realidad. Más que en otros discos. Llegamos con las canciones bastante alicatadas al entrar en el estudio, bastantes cerradas a la hora de grabar.

«La verdad es que en este disco no acabamos de estar muy festivos, quizá la historia que llevamos es más oscura, pero, claro, no podemos evitar lo que somos, lo que acaba escapando entre las canciones, esa parte más, como dices, de personas, de músicos con una propuesta lúdico-festiva. Pero en este trabajo hemos buscando ir un paso más allá»

Al tener un estilo tan variado es difícil encontrar referencias o compararos con otras bandas. ¿Qué es lo que habéis escuchado durante el proceso de escritura y de grabación? ¿nos podríais dar algunos nombres que suenen en vuestro reproductor?
La verdad que escuchamos muchas cosas y muy distintas. Pero si tuviera que dar un nombre de una banda que nos ha acompañado como referencia artística, tanto a nivel de interpretación, como de la idea de canción, letrística, sonido… incluso de la evolución y posición como banda, sería Coldplay. Es que escuchamos cosas muy distintas, al final casi nos tuvimos que poner de acuerdo sobre qué músicas nos podían influir a a la hora de trabajar. A nivel de melodías también escuchamos Post Malone y esa onda más pop del trap yanqui, que a nivel melódico es preciso, precioso y brutal. Afrobeat modernizado. Gente que combina muy bien en nuestro país el concepto del mestizaje, la mezcla, el 2.0, tipo Tangana o Rosalía… me estoy dejando mucha gente…

Stay Homas

Foto: Marta Más

A la hora de escribir los textos, hay algunos con una profundidad lírica y otros que juegan más con la fonética para adecuarse a los arreglos, sobre todo los más directos, ¿cómo es el trabajo con los textos?
Las letras las escribimos siempre todas entre los tres, de manera muy horizontal… a veces nos cuesta terminar los textos, que siempre aparecen al final, después de la música y la melodía. En este disco hemos echado mano de Mireia Pujol en el tema Rade Blunner, estábamos un poco hastiados, casi bloqueados y se nos echaba el tiempo encima. Vino, nos echó un cable y quedó estupendo. Las letras al final salen mucho del día a día, cuando tenemos esa melodía, esa música, nos guiamos por la sonoridad, si una sílaba suena mejor o peor y a partir de allí, quizá un concepto que sirva de guía al tema… otras veces alguien llega al local con un estribillo, con una temática y entre todos acabamos de escribir el texto. Pero siempre llega primero la música y luego la letra. La verdad es que nos cuesta un poco… lo que más.

«Creemos que la gente ha aceptado ese eclecticismo, lo ha permitido. Temas que no tienen nada que ver uno con el otro y el público los ha hecho suyos igualmente. Nosotros gozamos de esta libertad que a veces trae discusión o dolor de cabeza. Pero que hace que uno pueda producir música de la misma manera ecléctica que como la consume. En nuestro caso es así, completamente variada»

¿Cómo van a ser las presentaciones en directo, cómo son, en realidad, mejor dicho? Con tanta variedad de arreglos, con estilos distintos, hay como un momento más acústico y luego otro más festivo, ¿cómo afrontáis el directo?
Ese sí que es un problema que llevamos tratando de solventar… bueno y solventando tres años y, de momento, bastante bien. Porque efectivamente, el eclecticismo ha estado con nosotros todo el rato y ya son tres giras en la que lo hemos conseguido sacar adelante. Somos nosotros tres en el escenario. De momento bastante bien. Somos tres más Joan Pala, Arnau Figueres (que es el productor de medio disco) y Kquimi Saigi (el productor de la otra mitad del disco) y ellos vienen tocando con nosotros y eso une bastante nuestro estilo, incluso los polos más distantes dentro de una canción, se unen estilísticamente, se uniformizan, al ser tocados por la misma banda, con más o menos la misma instrumentación… Tenemos una estación de teclados, de guitarras, el bajo, a veces nadie toca el bajo y el bajo se lanza programado o a veces hay dos guitarras y otra no hay ninguna, unas veces está Joan en batería u otras Arnau… pero, ahora estamos acabando los ensayos, apurando los tiempos y… suena muy bien, es un gustazo, son unos músicos increíbles.

Si estás en Madrid no te pierdas a Stay Homas en Lula Club el 16 de junio.

 

Puedes leer aquí el comentario de Homas
(«Apuesta del Día» del 14/05/2023)

Stay Homas Homas

Homas está publicado por Halley.


> Entradas a la venta en Madrid, aquí.
Stay Homas Tour
Enlaces relacionados: