Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 29 de febrero de 2024
Segunda Comunión

Segunda Comunión

Segunda Comunión

Se acercará el final de los tiempos y tendremos en nuestros reproductores el EP de debut de Segunda Comunión, energía sin tregua para una banda que nos cubre, lujuriosa, con su oscuridad sureña.

Que: Disco (Independiente)

Los miembros de Segunda Comunión se definen como apóstoles apócrifos y otros los convocamos como evangelistas de Despeñaperros. Un secreto que va de boca en boca, de saliva en saliva, de fluido en fluido. Con una voz agónica, curtida en cazalla de onda oscura, elevándose sobre órganos paganos y entregados a bajos de la escuela Warszawa, como en Invisible, como si 091 se cruzara con Décima Víctima y se pusiera mano a mano en una partida de mus con sus almas en juego.

Fraseo macarra de urbanismo del sur, música para un Apocalipsis digital en el que todos estamos invitados, sabor a ostia consagrada, como una sustancia que sirve para cruzar la noche por alegrías, esos son Mis poderes. Evangelios lanzados a la basura, peticiones de baile, meditación y sandinismo, conchas en la playa, ritos amorales, con sintetizadores, cajas de ritmo, bajo y secuenciadores. Solo hay que escuchar Comunicando para darse cuenta de que el espíritu de Eduardo Benavente sobrevuela el estudio.

Una banda con personalidad, el combo Agu, Josué y JL nos convierten desde la primera escucha. Bailando en la oscuridad de las sustancias en Mis poderes o el aroma a Alphaville recitando a Lovecraft con afónico discurso que emana de Espejismo. El cierre con Siempre voy corriendo, un remix a cargo de Curro Morales (Califato 3/4, Narco), pleno de bombo a negras y bicicletas estáticas que han escapado de su arresto domiciliario. Hecho y deshecho. Pues amén. Adictos a la lujuria y las revueltas perdidas, a la hipnosis de Alan Moore, serpientes y malaventura.

Segunda Comunión Segunda Comunión

Enlaces relacionados: