Festival Pirineos Sur
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 19 de julio de 2018
Animazine Historia de un oso

Animazine. Animación autoral latinoamericana en el Festival de cine de Málaga

En su 21ª edición, el Festival de Cine de Málaga acerca a España la efervescente escena de producción latinoamericana de animación a través de la sección Animazine. Así, el público del certamen malagueño puede disfrutar de una selecta programación de varios trabajos de artistas que están dando mucho que hablar en los últimos años. Y es que no por casualidad el cortometraje chileno Historia de un oso, de Gabriel Osorio ganó el Premio Oscar en 2014. La animación de América Latina viene pisando fuerte, especialmente en el cortometraje, el formato preferido de la experimentación. Aquí, la prueba.

 

Animazine ofrece una oportunidad única de ver trece obras de animación llegadas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay dirigidas por nombres reconocidos en el panorama internacional, como la mexicana Sofía Carrillo, la brasileña Rosana Urbes, el argentino Juan Pablo Zaramella, el uruguayo Walter Tournier o el mencionado Gabriel Osorio; y por talentos emergentes que están sorprendiendo con su trabajo, como la mexicana Carolina Corral, el brasileño Marcus Vinicius Vasconcelos o la chilena Kylie Trupp.

En total, son trece trabajos programados en dos muestras: una dirigida a público escolar, que se exhibe bajo el paraguas de la actividad Cine Educativo en proyecciones para escolares; y otra orientada a público joven y adulto, en la sección Animazine, que se exhibirá el próximo 20 de abril en el histórico Cine Albéniz de Málaga.

El programa infantil está integrado por W.A.R.F., de la chilena Kylie Trupp, un filme 3D que cuestiona los límites de un trabajador de la guerra; Elena y las sombras, del mexicano César Cepeda, un relato mágico stop-motion traído por Félix, un niño ciego o Caminho dos gigantes, del peruano-brasileño Alois Di Leo, una historia musical 2D protagonizada por un comunidad indígena.

Completan la selección tres obras de reconocidos directores rioplantenses: la ingeniosa comedia stop-motion El hombre más chiquito del mundo, de Juan Pablo Zaramella (Luminaris); Alto el juego, el reclamo contra la guerra de Walter Tournier (Selkirk, el verdadero Robinson Crusoe); y El tambor y la sombra, de David Bisbano (Rodencia y el diente de la princesa), sobre la leyenda de una anciana Chimai, que combina técnicas digitales y maquetas propias del stop-motion, una fórmula que continúa explorando en su segundo largometraje, Dalia y el libro rojo, actualmente en producción.

Por su parte, la programación de Animazine, que se exhibirá el próximo 20 de abril en el histórico Cine Albéniz de Málaga, ofrece siete filmes dirigidos a jóvenes y adultos –algo que rompe con la malentendida asociación animación-infantil–, que presentamos aquí.

 

LOS SIETE FILMES DE ANIMAZINE

Historia de un oso, de Gabriel Osorio (Chile, 2014)
El ganador del Oscar que puso a la animación chilena y latinoamericana en el mapa. Inspirado en la historia de su abuelo, Osorio construye un tierno y crudo relato en torno a las víctimas de las dictaduras protagonizado por una familia de osos. Especial mención requiere la dirección de arte, de Antonia Herrera.


Guida, de Rosana Urbes (Brasil, 2014)
Premiado en más de setenta festivales, Guida es un hermoso e inspirador trabajo en 2D tradicional que cuestiona el concepto de belleza femenino y pone en valor la tercera edad como una etapa liberadora. Animadora de filmes de Disney como Mulan, Tarzán o Lilo y Stich, Guida es el primer corto autoral de Rosana Urbes, quien actualmente desarrolla su segundo trabajo, Safo.


Cerulia, de Sofía Carrillo (México, 2017)
En el intento por despedirse de la casa de su infancia, Cerulia nos transporta a un particular universo fantástico y onírico. Último y premiado trabajo de Sofía Carrillo, una de las referentes del stop-motion de Jalisco, la cuna mexicana de esta técnica de animación, quien ha sido reconocida por sus anteriores trabajos, como Fuera de control, su ópera prima, o Prita noire (Premio Ariel).


CORP., de Pablo Polledri (Argentina, 2017)
Caracterizado por realizar por sí mismo todos los procesos de cada obra, Pablo Polledri ha realizado varios cortometrajes desde su estudio Maniac Planet que han sido reconocidos en todo el mundo (El candidato, Momentos, Los pecadores). Con cerca de treinta premios internacionales y con el estilo personal de Polledri, CORP. nos da la bienvenida con la mano abierta al fantástico mundo del libre mercado.


Lupus, de Carlos Gómez Salamanca (Colombia/Francia, 2017)
Bogotá, 2011. Un guardia de seguridad es asesinado por una jauría de perros callejeros en las afueras de la ciudad. El director y artista Carlos Gómez Salamanca retoma aquel suceso para realizar su segundo cortometraje, un relato autoral atrapador que sorprende por la destreza con las múltiples técnicas que utiliza.


Amor nuestra prisión, de Carolina Corral (México, 2017)
Relato documental que acerca las voces de mujeres privadas de libertad en la cárcel mexicana de Atlacholoaya Morelos. Una grito de libertad realizado en cut out y stop-motion que ahonda en las percepciones y vivencias de las presas en torno al amor. El debut en la animación de la antropóloga visual Carolina Corral, quien actualmente trabaja en Llueve, su primer largo documental.


Quando os dias eram eternos, de Marcus Vinicius Vasconcelos (Brasil, 2017)
Combinando 2D y rotoscopia, Quando os dias eram eternos es un relato experimental que te atraviesa y te sumerge en el duelo de un hijo inmerso en los cuidados de su madre enferma. Tras finalizar su último corto, el joven director y animador paulista Marcus Vinicius Vasconcelos sorprendió con su reciente trabajo, que resultó premiado en más de veinte festivales, y prepara ahora su primer largometraje, Todos os demonios estão mortos.


 

Enlaces relacionados: