Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 18 de noviembre de 2018
Gilberto Gil

Gilberto Gil en España

Ver a Gilberto Gil en vivo es un plan inmejorable. Y si se trata de la celebración del cuarenta aniversario de una obra maestra como Refavela, mucho más. Eso mismo se podrá presenciar en el concierto que dará el genio bahiano en Madrid el próximo 3 de julio. Con motivo de dicha celebración, pedimos su opinión al periodista Ángel Carmona y a los músicos Jorge Drexler, Xoel López y Moreno Veloso.

Mucho se habla en occidente de la inspiración espiritual y musical que algunos trajeron de sus viajes a la India a finales de los años 60; pero poco –o casi nada– se comenta por estos lares de un artista –el bahiano Gilberto Gil– y un álbum imprescindible –Refavela, editado en 1977–, que es un pilar fundamental para entender la mezcla de culturas y razas musicales.

Con motivo de la celebración del cuarenta aniversario del lanzamiento de dicho disco, Gilberto Gil lo presentará en directo en Madrid el próximo martes 3 de julio en La Riviera, donde contará con un telonero de lujo: el multinstrumentista carioca Domenico Lancellotti, que además de acompañar al genio bahiano en su concierto, presentará el neotradicionalista cancionero que acaba de publicar en el sello Luaka Bop bajo el título de The Good Is a Big God, un trabajo que lo sitúa como una de las grandes voces contemporáneas de la música brasileña.

Hoy en día y a pesar del paso de los años, Refavela sigue sonando revolucionario y paradigmático. Pero a finales de los 70, años de plena expansión tropicalista, lo fue mucho más. Gilberto pateó su propio y confortable tablero, y encaró una exploración interior que lo llevó (física, espiritual y musicalmente) mucho más allá: miró al mundo desde una posición cenital, proyectando en los discos de aquellos años una sonoridad apátrida, de unidad y multicolor a la vez; «un disco negro para gente de todos los colores», como lo definió en su momento.

Así, Refavela fue (y es) un álbum que representa el cenit de la propia búsqueda de su identidad, y que incluso representa el equilibrio entre las búsquedas anteriores –discos junto a Rita Lee, Jorge Ben o Caetano Veloso, Gal Costa y Maria Bethânia; y la publicación de Refazenda (1975), un trabajo con guiños sinfónicos, folclóricos y espirituales y primera obra de la «Trilogía Re». Pero Refavela también presenta un material que sentaría las bases de las conexiones entre el tribalismo y la música africana de raíz y el afrobeat con la cultura brasileña y el cancionismo latino.

De esta manera, se puede asegurar que la trascendencia de este álbum es transversal. Por ello hemos pedido la opinión de cuatro exploradores de las conexiones entre la música de raíz latina y la música contemporánea para conocer su visión sobre la importancia capital de un creador inmenso como Gilberto Gil, su obra maestra Refavela y el hecho de verlo en directo en Madrid.

Jorge Drexler
«El Maestro Gilberto Gil, ha sido una de las influencias más determinantes en mi entorno generacional de músicos uruguayos. Personalmente me marcó casi como ningún otro de mis maestros: como guitarrista (del más alto nivel imaginable), como integrador de raíces e identidades (y Refavela en la reconexión con sus raíces africanas, especialmente) y como puente entre el mundo de las humanidades y el de la ciencia (ahí están discos como Quanta). Su empatía, su espiritualidad y su vocación de servicio público, son además un ejemplo a nivel humano como pocos. Citando a Caetano Veloso: “Yo no creo en Dios, pero Gil sí cree, y yo creo en Gil”».

Moreno Veloso
«Gil ha regresado de África inspirado. Hizo su camino de regreso a Brasil con un gran disco –Refavela–, como un reencuentro, con el reconocimiento sonoro inmediato, con una visión personal interna y musical de su origen brasileño y todo lo que representa. Y todo aumentado por la lupa de la realidad nigeriana. El resultado del viaje queda ricamente estampado en el sonido del álbum; en los arreglos, en las composiciones. ¡Yo lo adoro y siempre lo adoraré! Ese disco revela el sueño de mi alma, de mi corazón. De mi gente, mi semilla, Preta, Maria, Zé, João».

Xoel López
«No me puedo imaginar mi carrera, ni la de algunos compañeros, sin la música de Gilberto y el resto de tropicalistas. Me crié escuchándolo y después me dediqué a profundizar en el inmenso océano de su carrera. Refavela es un disco sagrado, me encanta. También tengo mucha curiosidad por ver al artista invitado, Domenico Lancellotti».

Ángel Carmona
«Creo que fue Gilberto Gil quien dijo que Brasil era como “Belgindia”: tan diverso que podría ser a la vez Bélgica y la India. Bueno, Gilberto es de esa misma manera, es muy brasileño, es muy Belgindia. Es un hombre con una gran heterogeneidad, conoce la música de Bahía y de otras culturas de su país como el forró, pero también el rock y la bossa a la perfección. Todo con un don innato que queda reflejado en su naturaleza y en su negritud. Gilberto Gil es una sonrisa eterna, mientras lo estás viendo en vivo permaneces en estado de confort».

 


Gilberto Gil también se presentará en el Festival Pirineos Sur el 21 de julio y en el Festival Cruïlla de Barcelona el 13 del mismo mes.


Gilberto Gil

Enlaces relacionados: