Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 18 de noviembre de 2018

5 motivos para ir a Pirineos Sur

Desde siempre, Pirineos Sur es uno de nuestros festivales favoritos; porque se lleva a cabo en un lugar maravilloso, porque apreciamos a sus organizadores y porque su propuesta musical de calidad escapa a todo tipo de tópicos y prejuicios.

Ahora, a punto de comenzar una nueva edición –será del 13 al 29 de julio–, desde Zona de Obras brindamos cinco motivos por los que consideramos que no habría que perderse la cita pirenaica de este año. Asumiendo nuestra identidad iberoamericana, imposible no destacar la presencia de esos dos monstruos de la música popular latinoamericana –y ex ministros de cultura de sus respectivos países– que son Rubén Blades y Gilberto Gil. Pero eso es solo la punta del iceberg. Pasen y lean.

 

Pirineos Sur Rubén Blades

1. RUBÉN BLADES
El encargado de levantar el telón en Pirineos Sur 2018 será ni más ni menos que Rubén Blades, que subirá al escenario flotante del Auditorio de Lanuza el viernes 13 de julio. Tras medio siglo de carrera musical, al enorme Rubén Blades le sobra talento para seguir sembrando por aquí y por allá su enorme legado musical con varios himnos que ya son parte de la memoria colectiva de la música popular. Acompañado por casi una veintena de músicos, el artista panameño se subirá al escenario para hacer disfrutar a la audiencia al ritmo de salsa de la buena.
Completan la velada Los Mirlos, que desde Perú reivindican la vigencia de la cumbia y la cultura de la Amazonía, y King Coya & The Queen Cholas, que desde Argentina y con el álbum Tierra de King Coya recién editado, proponen una sugerente fusión de lo tribal con lo electrónico, colocando los sonidos tradicionales folclóricos en la pista de baile.


Pirineos Sur Gilberto Gil

2. GILBERTO GIL
El sábado 21 de julio en el escenario flotante del Auditorio Natural de Lanuza será la ocasión para poder disfrutar de la celebración del cuarenta aniversario de una obra maestra de la música brasileña contemporánea: Refavela, álbum indispensable del músico bahiano editado en 1977, que se ha convertido en un pilar fundamental para entender la mezcla de culturas y razas musicales en Brasil y en el mundo. Cuarenta años después de su lanzamiento, Gilberto Gil se subirá al escenario para reinterpretar una de sus obras claves, «un disco negro para gente de todos los colores», como el mismo lo definió en su momento.
Completa la velada el también brasileño Hermeto Pascoal, que representa como nadie la esencia utópica del crisol amazónico y el desarrollo urbano de Brasil, creando el pulso universal de un jazz que se reinventa y funde en los arrabales.


Pirineos Sur

3. LA PROGRAMACIÓN
Pero no solo de sus dos enormes estrellas latinoamericanas vive la presente edición de Pirineos Sur. Una de las garantías que ofrece cada año el evento oscense es la calidad de su programación en la que se encuentran siempre grandes nombres consagrados juntos a otros descubrimientos que refuerzan el interés en un festival en el que abundan la variedad y el eclecticismo en torno a lo que se suele llamar músicas del mundo.
Cuenta con dos escenarios, el «grande» del Auditorio Natural de Lanuza, flotante en el pantano, donde actúan los nombres más convocantes –este año estarán, además de Blades y Gil, Tote King, Shantel y Seun Cuti & Egypt 80, entre otros– y el más pequeño, de Sallent de Gállego, que suele ofrecer propuestas interesantes para aquellos que se acercan con ganas de descubrir nuevos sonidos. Por ejemplo, este año se podrá bailar al ritmo de dos representantes latinoamericanos: la cubana La Dame Blanche y el combo colombiano Ghetto Kumbé, entre muchos otros nombres llegados desde distintos rincones del mundo.


Pirineos Sur

4. ACTIVIDADES PARALELAS
Junto a la oferta musical de sus dos escenarios, el festival ofrece otras actividades enfocadas a su público de todas las edades. Así, se llevará a cabo el ya tradicional «Mercados del Mundo». Situado en la entrada de Sallent de Gállego, es donde se desarrolla la vida diurna del festival. Sus puestos de artesanías reflejan la diversidad del planeta a través de sus productos, y sus pequeños restaurantes y bares permiten saborear las gastronomías más diversas.
También se podrá disfrutar de la programación del ciclo «Días del Sur», que cuenta –como no– con música, pero también con exposiciones, talleres, espectáculos de danza y circo y mucho más. La programación completa de Días del Sur se puede consultar aquí.


Pirineos Sur Valle de Tena

5. SALLENT DE GÁLLEGO Y EL VALLE DE TENA
Ir a Pirineos Sur es encontrarse con mucho más que música. El entorno del festival ya es un motivo más que suficiente para desplazarse hasta allí. El pueblo de Sallent de Gállego, a 1.305 metros de altitud y cabeza del Valle de Tena, es sede de uno de los escenarios del festival. Se trata de un pueblo típico del Pirineo Aragonés que permite realizar todo tipo de actividades de aventura y excursiones o simplemente disfrutar del descanso.
El Valle de Tena ofrece una gran diversidad paisajística; está surcado por el río Gállego y está configurado por altas cumbres, glaciares, macizos, pequeños ríos y barrancos, embalses y uno de los más importantes conjuntos de ibones del Pirineo. Nieve en invierno, temperatura agradable en verano, agua y vida en primavera, preciosos colores y luces en otoño… Para los amantes de la naturaleza, el valle ofrece infinidad de alternativas: recorrer innumerables senderos señalizados, realizar todo tipo de actividades de aventura o simplemente descansar en sus numerosos miradores. Lo dicho, no se trata solo de música.


Pirineos Sur 2018

Enlaces relacionados: