youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 1 de diciembre de 2021

Mientras seguimos contando los días para la llegada de Era, su nuevo álbum, León Benavente presenta Líbrame del mal, su primer adelanto. Y nos deja con ganas de más.

Con Vamos a volvernos locos, publicado en 2019, Abraham Boba y los suyos dejaron el listón bien alto. Pero por lo que muestran con Líbrame del mal –primer avance de lo que será Era, su nuevo álbum a publicarse el 21 de enero del próximo año–, parece que no habían tocado techo. Por algo León Benavente es uno de los grupos con más proyección (local e internacional) de la escena española actual. Exuda categoría y actitud. Y eso no abunda.

En palabras de Abraham: «Usé el mismo tipo de narrador que el de Dylan en A Hard Rain’s A Gonna Fall, de ahí que aparezca el verso “la lluvia dura diluyendo nuestra fantasía”. También usé el título de un libro de María Salgado, Hacía un ruido, como punto de partida del relato. Incluso se coló en este collage de referencias la icónica frase del replicante de Blade Runner. La idea es que a veces no podemos controlar los cambios y que siempre es conveniente contar con alguien que te aleje de los peligros. Hice una primera versión utilizando tan solo un piano y una caja de ritmos TR-08. Cuando nos juntamos para tocarla, la estructura no varió prácticamente nada, pero la programación de Edu llevó la canción a otro lugar que nos dio algunas pistas de por dónde queríamos continuar el viaje».

León Benavente

Foto: Cecilia Álvarez-Hevia Arias

En el impecable videoclip de la canción, dirigido por Sara Condado y producido por Zissou Producciones, destaca visualmente también por la maravillosa localización, una obra arquitectónica cautivante. La pieza muestra un recorrido por el edificio a la vez que va reuniendo a los miembros de la banda de forma escalonada hasta llegar a una sala para ponerse a tocar.

«He visto amigos que sin querer envilecían / Atravesé aquel tiempo con estupor y delirios», canta Abraham. Y transmite lo que pocos pueden. «Ven, líbrame del mal», termina diciendo la canción. Líbranos a todos. Amén.

Enlaces relacionados: