youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 25 de febrero de 2024

La siguiente iteración de la cumbia, Karen y Los Remedios presenta Mi gran dolor, primer adelanto de su nuevo álbum, Silencio. La agrupación nacida en CDMX nos ofrece ahora un sabroso adelanto, lleno de ritmo y algo de misticismo, de un LP que hará bailar y dará que hablar.

Como una cumbia para los espantajos en el día de los muertos, Mi gran dolor es el primer tema del nuevo disco de Karen y los Perdidos. Como sacar a bailar a los espíritus que recién vuelven de la tumba, esperando encontrarse con su amor perdido: el paisaje ideal para las voces que no sabemos si están en nuestra cabeza y vienen de lo más profundo del pasillo.

Con un teclado creepy, el retorno de Karen y los Perdidos está compuesto y grabado por Ana Karen G Barajas y Jiony en un estudio casero, utilizando el tiempo detenido de los días de aislamiento como inspiración. Ahí, reunidos semanalmente, daban rienda suelta a sus experiencias cotidianas componiendo: Ana Karen aportaba sus textos con imágenes procedentes de sueños y visiones y Jiony haciendo música y ritmos de incertidumbre tropical.

Más tarde, las guitarras de Guillermo Berbeyer se incorporará para dar fuerza a las presentaciones en vivo. En el LP encontraremos bailanta, cumbia, dream pop, salsa y electropop. Una particularidad única en la cumbia de Karen y los Remedios, una iteración nueva al concepto de cumbia, el género que está salvando la música popular contemporánea cantada en castellano.

El tema está acompañado de un videoclip dirigido por la propia Ana Karen con la ayuda Alejandra Genco y Christian Moreno de catorce fotogramas. La producción se realizó en el área de la Presa de la Olla, en la ciudad de Guanajuato y en la sierra de Santa Rosa por Guillermo Berbeyer y Ana Karen. El estilismo y arte del vídeo se hizo en colaboración con Romina Ávila quien está detrás de la tienda de Reeevuelta.

Las prendas usadas en el vídeo son la mayoría herencias y colecciones de Ana Karen; desde un body de los 80 que le perteneció a una prima, un corset de la abuela de una amiga, y otros accesorios. Este estilo va de la mano con el arte del álbum Silencio, del cual es parte esta cumbia que habla del enamoramiento, pero siempre realista y con la dignidad que debe equilibrarse entre dos personas, del entregar, pero sin caer en la ceguera.

En esta canción, Mi gran dolor, partiendo de la cumbia, capas de sonidos y contrastes, especias sacadas de las más profundas raíces de un pantano invisible y voces de ultratumba que retumban como un altavoz de discoteca apagado.

Karen y Los Remedios

Enlaces relacionados: