Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 29 de septiembre de 2020

Madrid es un cementerio

Los Nastys

La banda madrileña abjura de su matrópoli y la conmina a asumir una nueva condición, la de cadáver. La vida ya no es vida en la ciudad, y el Mediterráneo está demasiado lejos para escuchar a las gaviotas.

La periferia de Madrid es un escenario de serie Z. Terror, asesinatos, cámaras con nieve, punk del 77 en 2014, una canción que hace sangrar los oídos y que nunca saldrá (al menos, hasta el nuevo amanecer de la radio) en las radiofórmulas que aún escuchan los humanos bienpensantes. Los Nastys han decidido retratar su pequeña gran megalópolis desde el ángulo más bizarro: un asesino robótico que mata en serie, con demasiados reflejos para sus víctimas  escogidas al azar entre la población redneck del extrarradio: músicos, amantes, patinadores, mirones. El esqueleto de la canción es una sola línea de guitarra vomitado en loop, con una batería nerviosa y la voz de Johnny Rotten revivida en otra garganta sometida a la ablación. El escenario perfecto para mandar a la mierda la racionalidad y quejarse amargamente del aburrimiento que impera en un entorno machacado por las nubes negras. Mucho cuidado, amiguetes: detrás de la próxima farola puede estar vuestro fin.

Madrid es un cementerio

Enlaces relacionados: