Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 1 de octubre de 2020

Ruido santo

Triángulo de Amor Bizarro

Nada de medias tintas: lo del ahora cuarteto es noise-pop puro y duro, con el ruido y las distorsiones como lenguaje y las melodías apocalípticas como sustancia.

Es curioso: el grupo gallego cuyo nombre se desprende de un clásico inoxidable de New Order tiene poco y nada que ver con el electro-pop que patentó hace treinta años el mítico grupo inglés. Más bien, lo suyo se sitúa unos años después: su mayor influencia, está a la vista, es la ruidosa herencia de ciertos inolvidables tanques noise como The Jesus & Mary Chains o My Bloody Valentine. Nada menos.

Sin embargo, lo bueno es que no es necesario haber escuchado a estos dioses personales de la banda para acercarse a las canciones de Año santo, su esperado segundo álbum tras su auspiciante debut, una serie de canciones en llamas que aplastan todo aquello que se le ponga delante a base de rock psicodélico y ensordecedor. Escuchar, si no, El culto al cargo, o como hacer llegar el objeto maravilloso, una pieza de una sucia belleza que los miembros de Black Rebel Motorcycle Club matarían por escribir.

A subir el volumen.

Ruido santo