youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
jueves 12 de diciembre de 2019

Tras bajarse el telón del Festival de San Sebastián, el cine latinoamericano se traslada a su otra casa de la orilla del Cantábrico. El certamen de Biarritz celebra sus bodas de plata con las resistencias como hilo temático y el cine centroamericano como invitado especial.

Qué: Festival de cine latinoamericano
Cuándo: Del 26 de septiembre al 2 de octubre
Dónde: Biarritz, Francia

Diez filmes latinoamericanos optan al premio de la Competencia de Largometrajes, una sección que, tal y como resaltan las programadoras del certamen, tienen un nexo común: la lucha. En Maquinaria Panamericana, el debutante mexicano Joaquín del Paso presenta una comedia negra en la que sus protagonistas resisten a la rutina y la alienación del trabajo. En Aquarius, el director brasileño Kleber Mendoça Filho propone una batalla local contra el capitalismo inmobiliario protagonizada por una sesentona de Recife. En El Amparo, primera película del venezolano Rober Calzadilla, se presenta la masacre de El Amparo ocurrida en 1998 en la frontera entre Venezuela y Colombia a través de dos supervivientes que son criminalizados.

También en El invierno, ópera prima del argentino Emiliano Torres –que llega tras ser premiada en el certamen donostiarra–, la lógica del mundo laboral está presente en un personaje que, obligado a jubilarse, debe sobrevivir al duro invierno patagónico. Por su parte, Pablo Larraín reproduce en Neruda el perfil más activista del poeta y político chileno, y el colombiano Juan Andrés Arango construye en X Quinientos una historia de lucha encarnada en tres adolescentes migrantes. Marilia Rocha, la única directora mujer de la sección, también propone una historia de migraciones en A cidade onde envelheço.

Los trece títulos que se presentan en la Competencia Documental siguen la línea temática. Desde Brasil, territorio en lucha, llega Jonas e o circo sem lona, de Paula Gomes, un tierno relato protagonizado por un adolescente que sueña con mantener el circo que creó en el patio de su casa; Cinema Novo, de Eryk Rocha, el poético y emotivo homenaje al movimiento que recibió el Ojo de Oro en Cannes; y Una família ilustre, un aterrador corto de Beth Formaggini que captura el testimonio de un ex-jefe de la policía civil que mató e incineró a militantes durante la dictadura. Por su parte, Zona Franca, del belga Georgi Lazarevski, propone un viaje al área comercial ZonAustral de la región chilena de Magallanes, el mayor área franca de la Patagonia; mientras que Mirar morir. El ejército en la noche de Iguala, recuerda a las cuarenta y tres personas desaparecidas de Ayotzinapa.

El foco centroamericano propone un viaje por la región a través de once películas recientes, que incluyen Agua fría de mar, de Paz Fábrega; Por las plumas, de Neto Villalobos; Invasión, de Abner Benaim; Palabras mágicas, de Mercedes Moncada o Te prometo anarquía, de Julio Hernández Cordón. En la sección cumpleaños, el certamen brinda una retrospectiva de filmes latinoamericanos icónicos que pasaron por Biarritz, con la uruguaya Whisky, la chilena No, la brasileña Central do Brasil, la colombiana La virgen de los sicarios o el documental mexicano El lugar más pequeño.

Como ya es tradición, el festival propone además durante toda la semana una completa agenda artística con encuentros literarios, exposiciones, conciertos y encuentros.

> Ver programación completa aquí

Festival Biarritz Amérique Latine

Enlaces relacionados: