youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
martes 27 de octubre de 2020

Grabado en directo en un teatro de Guatemala, llega La Siguanaba, canción inspirada en una conocida leyenda de la región, que da forma al nuevo single y vídeo de la cantautora y activista maya kaqchikel Sara Curruchich.

Qué: Videoclip

Sara Curruchich nos deslumbró hace unos meses con su álbum Somos, un trabajo que atraviesa todas las fronteras desde la verdad de una expresión pura y sutil, en la que el canto se funde con la naturaleza y la música mece los versos con una naturalidad apabullante. Luego llegó el videoclip de Tukur, «una canción que le canta a nuestras abuelas y a nuestros abuelos, quienes nos acompañan en nuestros caminos», en palabras de Sara, con una estética fina e intimista, rodado por el destacado realizador guatemalteco Jayro Bustamante.

Y ahora llega el turno de La Siguanaba, una desgarradora oda feminista, grabada en directo en el Teatro Municipal de Quetzaltenango de Guatemala –sin público, obviamente–, y que es un adelanto del nuevo álbum que cantautora indígena de etnia maya publicará simultáneamente en varios países el próximo año.

La Siguanaba surge en el marco de un proyecto de la organización Entreamigos-Lagun Artean con sede en Bilbao. La canción está inspirada en una conocida leyenda de Guatemala y Mesoamérica, pero con un enfoque de género. En palabras de Sara: «La Siguanaba es un ser que protege a otras mujeres de hombres abusadores, de hombres que violentan, de hombres que causan diferentes agresiones. Me parece importante que se nombre a las mujeres como heroínas, como compañeras y como hermanas, para acuerparnos en la luchar contra las diferentes violencias que nos agreden y nos someten». Así surge La Siguanaba; es una manera de cantar y agradecer a las mujeres de todos los lugares del mundo que luchan por la erradicación de las diferentes manifestaciones de violencia.

«Sobre La Siguanaba hay varias historias que giran alrededor de su leyenda: algunas personas dicen que es un espíritu y otras que es un ente material que nunca muere. También se dice que se trata de una niña que fue obligada a casarse muy joven. Existe la creencia de que La Siguanaba aleja a los hombres agresores y se los lleva a los barrancos, como una manera de proteger a las mujeres», cuenta la cantautora y activista guatemalteca.

La grabación, que contó con el apoyo de Seattle International Foundation (SIF), se llevó a cabo en un teatro que resulta muy significativo en Guatemala, ya que allí se han presentado varios artistas comprometidos con la lucha de los pueblos originarios.

Enlaces relacionados: