Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
lunes 27 de septiembre de 2021
Los Hermanos Cubero

Proyecto Toribio / Errantes telúricos

Los Hermanos Cubero

Tras haber parido uno de los trabajos más estremecedores de estos últimos años con Quique dibuja tristeza, Los Hermanos Cubero retoman la senda discográfica con un díptico inaudito en el que, por un lado, tiran de reivindicación del violín y, por el otro, se rodean de toda clase de invitados.

Qué: Disco (Primavera Labels)

Resulta difícil pensar en caminos trillados cuando se habla de seres tan enraizados en su propia particularidad como Los Hermanos Cubero, quienes para la ocasión han decidido redoblar esfuerzos para gestar su nuevo paso discográfico, como no podía ser de otra forma, siempre con una ambición subyacente en todos sus actos.

Así es en la parte que le toca a Proyecto Toribio, donde homenajean la figura de Toribio del Olmo, músico tradicional alcarreño de comienzos del Siglo XX cuyo recuerdo ha ido decayendo en las últimas décadas. Esta primera parte de su trabajo también responde a un bien mayor: la apología del violín como instrumento solista dentro de la canción popular, con el cual alcanzan cotas de inspiración celestial como en Mala entraña; seguramente, el momento más emotivo de entre las diez piezas instrumentales aquí reunidas.

Desde la cara más reconocible de su discurso, en Errantes telúricos, consiguen arrastrar hacia su terreno a artistas como Christina Rosenvinge, Rodrigo Cuevas o Josele Santiago. En cualquiera de los casos, sus hermosas degustaciones folclóricas arraigan en el corazón como lamentos intemporales. Hermosas muestras con garbo cowboy que, únicamente, cede protagonismo ante la presencia de Grupo de Expertos Solynieve, que consiguen arrastrar a los hermanos hacia su campo.

En todo momento, el sello Cubero prende a través de alianzas cuajadas en las llamas de la emoción. Así es en la arrebatadora Como mis pesares, donde la presencia de Carmen París se ajusta como anillo al dedo del intransferible estilo patentado por el genial dúo.

Lo mismo se puede decir del tono trovadoresco adoptado por Nacho Vegas, que casa a la perfección con la dialéctica de un universo tan gustosamente embebido en sí mismo, del cual han parido estos dos nuevos retoños a sumar dentro de una trayectoria que se antoja imprescindible si lo que prima desde el otro lado es la búsqueda de primaverales álbumes de fotos musicales en los que prender nuestros recuerdos.

Los Hermanos Cubero Errantes telúricos

Los Hermanos Proyecto Toribio

Enlaces relacionados: