youtube-noc
Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
domingo 25 de septiembre de 2022

Se estrena en España Seis días corrientes, tercer largometraje de la directora catalana Neus Ballús, un híbrido entre la realidad y la ficción en la que tres fontaneros reales se interpretan a sí mismos.

Qué: Película (estreno en España)

Tres fontaneros reales son los protagonistas de Seis días corrientes, un interesante híbrido entre realidad y ficción basado en situaciones y personajes reales. Así, la cinta de Neus Ballús relata el día a día de la vida Mohamed Mellali, Valero Escolar y Pep Sarrà, trabajadores de una pequeña empresa de fontanería y electricidad en la periferia de Barcelona.

Durante una semana, Moha, el más joven, tendrá que demostrar que está preparado para sustituir a Pep, que se jubila. Pero Valero considera que Moha «no da el perfil», y duda de que los clientes acepten a un trabajador marroquí en sus casas.

De esta manera, Seis días corrientes es una película de género híbrido, que conjuga la ficción con elementos prestados de la realidad. El filme, que se ha presentado en prestigiosos festivales como los de Locarno, Toronto, Londres y la Seminci de Valladolid, donde recibió la Espiga de Plata a la mejor película y el Premio del Público, conserva la sensibilidad característica de su autora pero esta vez se aleja del drama para adentrarse en un tono aparentemente ligero, convirtiendo la propuesta en una singular comedia.

Seis días corrientes

Seis días corrientes es el tercer largometraje de Neus Ballús tras su ópera prima La plaga (2013) y El viaje de Marta (2019). Como es habitual en su filmografía, trabaja con un casting formado íntegramente por no actores que se interpretan a sí mismos. Tras dos años de documentación en el universo de los fontaneros y electricistas, Ballús eligió al trío de protagonistas –fontaneros reales– interpretando la gran variedad de situaciones que surgen cuando entran en casa de un cliente para hacer una reparación.

Para la rodaje, que se realizó de forma cronológico, Ballús incorporó metodologías del documental para obtener de los protagonistas interpretaciones y situaciones frescas, auténticas y sorprendentes. Así, bajo una capa de humor, ligereza y cotidianidad las seis historias que conforman el filme (correspondientes a seis días de una semana laboral), esconden una profunda reflexión sobre los prejuicios que se activan cuando nos vemos obligados a convivir con alguien distinto a nosotros.

Sobre la película, la directora, cuyo padre es fontanero por lo que conoce historias sobre la profesión de primera mano, manifiesta: «En la superficie, el humor de la película gira en torno a situaciones aparentemente alegres. Pero bajo esa superficie hay un retrato complejo de roles sociales, actitudes racistas y estructuras de poder en el contexto de una ciudad europea diversa y multicultural».

Seis días corrientes

Seis días corrientes

Enlaces relacionados: