Culturas contemporáneas de España y Latinoamérica a diario
-
miércoles 19 de junio de 2024
Foto: Sharon López

Flaps

Lucía Tacchetti

La compositora de Bahía Blanca (Buenos Aires) lanzó su cuarto disco desde la ciudad de Madrid. Cuenta con artistas mujeres como Margarita Quebrada, Delfina Campos, Maika Loubté y Wiranda Johansen y engloba un sonido comandado por sintetizadores que plantean una idea conceptual orgánica.

Que: Disco (Costa Futuro)

A Lucía Tacchetti ya la conoce Anderson Paak pero debería escucharla el director de cine canadiense, Denis Villeneuve. Fanático de la saturación sonora, podría encontrar secuencias mentales a partir del nuevo material que la compositora de electropop acaba de encerrar en su reciente cuarto disco.

Flaps conecta con las nuevas tendencias de baile y alcanza el universo pop, algo que Tacchetti hace desde que se lanzó a grabar canciones pero ahora con mayor visión conceptual. En 2020 su canción Apagón, de su anterior y revelador álbum Eleté, fue escogida por Rolling Stone Argentina como una de las veinticinco grandes canciones del año.

Lucía Tacchetti

Luego de los embates de la pandemia, y de decisiones con cierto riesgo para la artista, decidió radicarse en Madrid y desde allí lanzar lo nuevo. De Buenos Aires a Madrid hubo un vuelo que fue pura inspiración para la cabeza que, a través de sintetizadores, es capaz de reflejar los estados de ánimo de las generaciones encerradas en sus dispositivos. Generaciones que, si bien tienden a irse espiritualmente hacia adentro, también son reflejos del nuevo sentir a través del arte.

La inspiración de Flaps, y esos guiños en los nombres de las nueve canciones (Órbita, A.D.T. y El modo) surge a partir del poder de observación de una artista en vuelo. Uno que experimenta, a través de una experiencia analógica, distintos estados de ánimo como la ansiedad, la felicidad, la incertidumbre y la convicción. Uno de los versos más renegados del disco aparece en El modo y asegura: «Hoy no voy a ser el modo. / No vas a encontrarme en todo. / No voy a aceptar el modo, / encontrar la manera de huir de todo».

Porque sí, después de todo, las máquinas también sienten. Uno puede planear una visión distópica y pensar que el avión de este disco es, en realidad, la nave que protagoniza Arrival (2016). La película del director que debería escuchar a Lucía. Flaps, como cualquier ala que se sostiene en el aire, te salva de la caída; y de la abducción digital.

Lucía Tacchetti - Flaps

Enlaces relacionados: